Zapatero reta a Rajoy a no ir más contra Cataluña y a Mas a no pactar con PP

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha retado hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, a que se comprometa públicamente a no volver a hacer nunca más política contra Cataluña, y al de CiU, Artur Mas, a garantizar que, mientras no haya esa promesa, no pactará con el Partido Popular.

Zapatero ha lanzado esos desafíos en su primera intervención en la campaña catalana en apoyo del presidente de la Generalitat, José Montilla, en un mitin en Viladecans en el que se ha mostrado convencido de que los socialistas han comenzado la remontada y de que en la “cita histórica” del 28 de noviembre pueden dar “la sorpresa”.

El presidente del Gobierno ha defendido la trayectoria del PSC por considerar que es el partido de la convivencia y ha asegurado que, frente a las voces que ayer criticaban que él participara en la campaña (en alusión a Mas), ha asegurado que irá a Cataluña siempre que le apetezca.

Zapatero ha lamentado la actitud con Cataluña de “separatistas y separadores” y ha ironizado con el hecho de que la candidata del PP a la presidencia de la Generalitat, Alicia Sánchez Camacho, dijera ayer que a Rajoy algunos, como su mujer, le conocen ya como “el catalán” por el tiempo que pasa en este territorio.

“Después de todo lo que ha hecho… a buenas horas, mangas verdes”, ha dicho el líder socialista antes de instar a Rajoy y a otros dirigentes del PP a que en la campaña de las elecciones catalanas hagan solemnemente una promesa.

Consistiría en que digan que “nunca más volverán a hacer política contra Cataluña y contra el sentimiento de los catalanes para ganar votos en el resto de España y dividir y enfrentar a los ciudadanos”.

Si lo hacen, ha asegurado que los socialistas se lo reconocerán porque será bueno para Cataluña y para España que la derecha “nunca más utilice a Cataluña y respete el Estatut y el catalán”.

Y al hilo de ello es cuando ha lanzado el segundo reto a Artur Mas: que mientras no haya esa rectificación y esa promesa solemne, diga públicamente que no va a pactar con el PP.

Quien ha hecho hoy una promesa ha sido Montilla, quien en su intervención se ha comprometido a que no traicionará al país pactando con el PP o manteniéndose en el poder junto a ERC.

Zapatero ha dicho que después de las “energías” que se han puesto en los últimos años para intentar dividir a España y Cataluña, quienes lo pretendían deberían haber llegado a la conclusión de que el pueblo catalán, mayoritariamente, se siente catalán y español y quiere convivir en un proyecto de autogobierno fuerte y enfrentado al “endogámico” que pretenden algunos.

Ha destacado igualmente que no han logrado quebrar la relación del PSOE con el PSC.

Tras insistir en que el PSC es el partido “del orgullo de Cataluña”, de la igualdad y de la convivencia, ha defendido una política de inmigración que garantice el respeto al diferente y rechace la xenofobia, porque, a su juicio, lo contrario es “lo más denigrante que puede haber en la vida pública”.

Zapatero ha reafirmado su compromiso y el de los socialistas con las políticas sociales incluso en momentos difíciles como el provocado por la crisis económica y ha rechazado que se pueda decir que, en la actualidad, derecha e izquierda son iguales.

Como ejemplo, ha recordado los avances en este ámbito tanto en España como en Cataluña y ha aprovechado para respaldar públicamente la propuesta de Montilla de dar a los jóvenes en paro un crédito equivalente al salario mínimo para que puedan formarse y encontrar empleo cuanto antes.

Medidas de este tipo son las que ha dicho que hay que fomentar para crear una nueva economía que sustituya a la fundamentada en el ladrillo, que ha considerado que fue consecuencia del modelo del PP y la causa de tanto paro.

Zapatero ha elogiado a Montilla, al que ha calificado de “político recio, serio, trabajador, que no se adorna y que está siempre trabajando por las cosas de la gente”, y ha subrayado que en los últimos años es cuando más autogobierno e inversiones del Estado ha tenido Cataluña

Por su parte, Montilla ha llamado a la mayoría “silenciosa” a votar el 28-N y ha advertido de que el riesgo de una victoria de CiU es doble, pues comportaría un retroceso en bienestar social y también en las relaciones con el Estado.

“Artur Mas no es de fiar”, ha aseverado el presidente catalán. EFEEl jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha retado hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, a que se comprometa públicamente a no volver a hacer nunca más política contra Cataluña, y al de CiU, Artur Mas, a garantizar que, mientras no haya esa promesa, no pactará con el Partido Popular.

Zapatero ha lanzado esos desafíos a Rajoy y a Mas en su primera intervención en la campaña catalana en apoyo del presidente de la Generalitat, José Montilla, en un mitin celebrado en la localidad barcelonesa de Viladecans.

El presidente del Gobierno ha defendido la trayectoria del PSC por considerar que es el partido de la convivencia y ha asegurado que, frente a las voces que ayer criticaban que él participara en la campaña (en alusión a Mas), ha asegurado que irá a Cataluña siempre que le apetezca.

Zapatero ha lamentado la actitud con Cataluña de “separatistas y separadores” y ha instado a Rajoy y a otros dirigentes del PP a que en la campaña de las elecciones catalanas hagan solemnemente la promesa de que “nunca más volverán a hacer política contra Cataluña y contra el sentimiento de los catalanes para ganar votos en el resto de España y dividir y enfrentar a los ciudadanos”.

Si lo hace, ha asegurado que los socialistas se lo reconocerán porque será bueno para Cataluña y para España que la derecha “nunca más utilice a Cataluña y respete el Estatut y el catalán”.

Y al hilo de ello es cuando ha lanzado el segundo reto a Artur Mas: que mientras no haya esa rectificación y esa promesa solemne, diga públicamente que no va a pactar con el PP. EFEEl jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha retado hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, a que se comprometa públicamente a no volver a hacer nunca más política contra Cataluña, y al de CiU, Artur Mas, a garantizar que, mientras no haya esa promesa, no pactará con el Partido Popular.

Zapatero ha lanzado esos desafíos en su primera intervención en la campaña catalana en apoyo del presidente de la Generalitat, José Montilla, en un mitin en Viladecans en el que se ha mostrado convencido de que los socialistas han comenzado la remontada y de que en la “cita histórica” del 28 de noviembre pueden dar “la sorpresa”.

El presidente del Gobierno ha defendido la trayectoria del PSC por considerar que es el partido de la convivencia y ha asegurado que, frente a las voces que ayer criticaban que él participara en la campaña (en alusión a Mas), ha asegurado que irá a Cataluña siempre que le apetezca.

Zapatero ha lamentado la actitud con Cataluña de “separatistas y separadores” y ha ironizado con el hecho de que la candidata del PP a la presidencia de la Generalitat, Alicia Sánchez Camacho, dijera ayer que a Rajoy algunos, como su mujer, le conocen ya como “el catalán” por el tiempo que pasa en este territorio.

“Después de todo lo que ha hecho… a buenas horas, mangas verdes”, ha dicho el líder socialista antes de instar a Rajoy y a otros dirigentes del PP a que en la campaña de las elecciones catalanas hagan solemnemente una promesa.

Consistiría en que digan que “nunca más volverán a hacer política contra Cataluña y contra el sentimiento de los catalanes para ganar votos en el resto de España y dividir y enfrentar a los ciudadanos”.

Si lo hacen, ha asegurado que los socialistas se lo reconocerán porque será bueno para Cataluña y para España que la derecha “nunca más utilice a Cataluña y respete el Estatut y el catalán”.

Y al hilo de ello es cuando ha lanzado el segundo reto a Artur Mas: que mientras no haya esa rectificación y esa promesa solemne, diga públicamente que no va a pactar con el PP.

Quien ha hecho hoy una promesa ha sido Montilla, quien en su intervención se ha comprometido a que no traicionará al país pactando con el PP o manteniéndose en el poder junto a ERC.

Zapatero ha dicho que después de las “energías” que se han puesto en los últimos años para intentar dividir a España y Cataluña, quienes lo pretendían deberían haber llegado a la conclusión de que el pueblo catalán, mayoritariamente, se siente catalán y español y quiere convivir en un proyecto de autogobierno fuerte y enfrentado al “endogámico” que pretenden algunos.

Ha destacado igualmente que no han logrado quebrar la relación del PSOE con el PSC.

Tras insistir en que el PSC es el partido “del orgullo de Cataluña”, de la igualdad y de la convivencia, ha defendido una política de inmigración que garantice el respeto al diferente y rechace la xenofobia, porque, a su juicio, lo contrario es “lo más denigrante que puede haber en la vida pública”.

Zapatero ha reafirmado su compromiso y el de los socialistas con las políticas sociales incluso en momentos difíciles como el provocado por la crisis económica y ha rechazado que se pueda decir que, en la actualidad, derecha e izquierda son iguales.

Como ejemplo, ha recordado los avances en este ámbito tanto en España como en Cataluña y ha aprovechado para respaldar públicamente la propuesta de Montilla de dar a los jóvenes en paro un crédito equivalente al salario mínimo para que puedan formarse y encontrar empleo cuanto antes.

Medidas de este tipo son las que ha dicho que hay que fomentar para crear una nueva economía que sustituya a la fundamentada en el ladrillo, que ha considerado que fue consecuencia del modelo del PP y la causa de tanto paro.

Zapatero ha elogiado a Montilla, al que ha calificado de “político recio, serio, trabajador, que no se adorna y que está siempre trabajando por las cosas de la gente”, y ha subrayado que en los últimos años es cuando más autogobierno e inversiones del Estado ha tenido Cataluña

Por su parte, Montilla ha llamado a la mayoría “silenciosa” a votar el 28-N y ha advertido de que el riesgo de una victoria de CiU es doble, pues comportaría un retroceso en bienestar social y también en las relaciones con el Estado.

“Artur Mas no es de fiar”, ha aseverado el presidente catalán. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.