El PP acusa a Marruecos de estar haciendo una “limpieza étnica” en el Sahara

El portavoz de Exteriores del PP en el Senado, Alejandro Muñoz-Alonso, ha advertido hoy de que Marruecos está llevando a cabo una “disimulada limpieza étnica” en el Sáhara Occidental que podría derivar en la “desaparición” del pueblo saharaui si no se pone remedio.

Muñoz-Alonso ha expuesto este diagnóstico en la interpelación formulada en el Senado a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, sobre el desalojo por policías marroquíes del campamento saharaui de El Aaiún.

El senador del PP ha exigido al Gobierno actuar con firmeza y “sin cobardía” ante Rabat para frenar su represión contra el pueblo saharaui.

“No podemos mirar para otro lado, ni contemplar impasibles un proceso que tiene rasgos de lo que podría llamarse sin exageración una disimulada limpieza étnica y, si no se pone remedio, llevará a la larga a la desaparición del pueblo saharaui”, ha argumentado.

“Entonces, se habría producido algo muy parecido a un genocidio, pero parece que en el Gobierno no se enteran”, ha proseguido Muñoz-Alonso.

En su opinión, España tiene una responsabilidad en este contencioso como antigua metrópoli y no puede aceptar que el pueblo saharaui pase a manos de otro “colonizador”, en alusión a Marruecos.

El senador del PP ha llegado a la conclusión de que “técnicamente”, la soberanía del territorio sigue en manos de España hasta que culmine el proceso de descolonización en el marco de la ONU, puesto que Marruecos es “como mucho, administradora de facto sin ningún título jurídico”.

Ha defendido que los saharauis puedan convocar un referéndum para ejercer su derecho a la autodeterminación “sin pedirle permiso” a Marruecos, solo bajo tutela de la ONU.

“Libre autodeterminación y consenso son palabras de significados opuestos”, ha opinado.

Trinidad Jiménez ha recordado que España “no es parte en el conflicto” y que la solución de éste pasa por el diálogo entre Rabat y el Frente Polisario.

“Una diplomacia equilibrada es la única diplomacia sensata”, ha aseverado.

Sobre el desalojo, la ministra ha reiterado que pidió a las autoridades marroquíes que se buscara una salida dialogada con los responsables del campamento saharaui al considerar que el hecho de que hubiera cerca de 20.000 personas en él “exigía un especial cuidado en su manejo”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.