El Senado apuesta por un nuevo modelo de gestión aeroportuaria en las islas

El Pleno del Senado ha aprobado hoy, con el único voto en contra del PSOE, una moción del Grupo Mixto en la que se insta al Gobierno a promover un nuevo modelo de gestión aeroportuaria para los archipiélagos de Baleares y Canarias.

La moción, defendida por el senador del Grupo Mixto Pere Sampol y que ha contado con 123 votos a favor y 112 en contra, insta al Ejecutivo a definir antes del fin de 2010 un nuevo modelo de gestión aeroportuaria que, en el caso de Baleares y Canarias, además de la participación en los órganos de Gobierno de las comunidades, incluya a cabildos y consells insulares.

Además, la iniciativa pide una declaración de obligación de servicio público para los vuelos con las islas de Menorca y Eivissa, que garantice un mínimo de frecuencias a unos precios equivalentes a los que operan para vuelos peninsulares entre distancias similares.

También contempla que en el futuro contrato de obligación de servicio público para el transporte marítimo con las Baleares, previsto para 2011, se incluya el transporte de mercancías y mercancías peligrosas, a fin de garantizar unos precios que no graven el hecho insular.

El senador socialista Juan Luis Gordo Pérez ha presentado una enmienda a la moción, que no ha sido aceptada, en la que se instaba al Gobierno a concertar ese nuevo modelo de gestión con todos los sectores implicados, considerando las peculiaridades de las islas, así como promover un estudio de viabilidad.

El senador por Baleares del Grupo Mixto Pere Sampol ha explicado que su grupo no podía aceptar la enmienda porque suponía un retroceso de lo aprobado hace un año, cuando el ministro de Fomento, José Blanco, ratificó en la Cámara Alta el compromiso del Gobierno de presentar un nuevo modelo de gestión de los aeropuertos.

Según Sampol, la enmienda socialista no ofrece garantías por lo que ha instado al Ejecutivo a “tomarse en serio este asunto, de extrema gravedad y de urgente necesidad para la economía de Baleares”.

Por su parte, el senador socialista ha querido dejar claro el compromiso del Gobierno de España con Baleares para buscar soluciones que permitan mejorar el transporte aéreo y marítimo, así como aumentar las frecuencias en los meses de invierno y conseguir unos precios más asequibles.

Sobre el modelo de gestión aeroportuaria, Gordo ha subrayado que “no se privatiza si no que hay entrada de capital aunque mayoritariamente lo sigue teniendo el Estado”.

Ha explicado que esa entrada de capital está enfocada a buscar nuevas fórmulas que permitan avanzar en una gestión moderna de infraestructuras, en sintonía con lo que establece la definición de cielo único europeo.

Además, ha señalado que la declaración de una ruta como servicio público “no es la panacea” ya que puede significar un retroceso, suponer mayores costes y al final el servicio tiene peor calidad.

Mientras, el senador del PP Juan Huguet ha expresado su apoyo a la iniciativa, ha señalado que el contenido de la moción que promueve Sampol ya ha obtenido el apoyo unánime del Parlamento balear y ha recordado que se trata de una “reclamación histórica”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.