Saharauis piden despliegue de cascos azules para evitar “un baño de sangre”

El ministro de Relaciones Exteriores de la República Saharaui, Mohamed Salem Ould-Salek, ha pedido a la comunidad internacional y a la ONU que intervenga en el Sahara Occidental y despliegue más cascos azules y observadores para proteger los derechos humanos y evitar un “baño de sangre”.

En un comunicado, el también miembro del secretariado nacional del Frente Polisario acusa al Gobierno marroquí de realizar un “montaje de propaganda sucia para justificar su brutalidad” contra los civiles saharauis.

“Tras prohibir la entrada de periodistas y de observadores internacionales y una vez consumado el crimen, ahora ofrecen su propia ‘verdad’ con puestas en escena donde los civiles saharauis pasan a ser criminales asesinos y sus fuerzas de agresión las víctimas”, añade Salem Ould-Salek.

Por otra parte, las asociaciones prosaharuis han difundido en Internet nuevos vídeos de lo que está ocurriendo en El Aaiún.

En uno de ellos se ve a jóvenes en El Aaiún tirando piedras, que son repelidas por un hombre con un fusil. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.