Detienen a un hombre por maltratar a cuatro mujeres de un piso de acogida

La Policía ha detenido al responsable de un piso de acogida de Palma para mujeres con riesgo de exclusión, gestionado por la Federación Balear de Gays y Lesbianas por el trato supuestamente vejatorio que recibían sus cuatro residentes, quienes denunciaron varios episodios de maltrato psicológico.

Según han informado a Efe fuentes policiales, la detención tuvo lugar el pasado 11 de noviembre a raíz de la denuncia presentada por las mujeres y ratificada por varias trabajadoras del centro.

En ella se indicaba, entre otras cosas, que les hacían beber solo un vaso de agua al día para ahorrar y únicamente les daban 50 euros semanales para comprar comida, tanto para ellas como para sus hijos, que la policía eleva a tres menores residentes.

De hecho, las mujeres presentaron un parte médico de que uno de los niños tenía anemia, supuestamente causada por la mala nutrición.

También denunciaron que les obligaban a asistir a fiestas de la Federación en las que hombres se vestían de mujeres y realizaban actos obscenos y en las que se tiraban comida unos a otros, cuando ellas estaban mal alimentadas.

El detenido les llegó a decir, según la denuncia, que ellas eran “malas madres” y que no le extrañaba que sus maridos las maltrataran, ya que en un caso se trataba de una mujer víctima de violencia machista.

Según la policía, estos hechos los corroboraron varias trabajadoras sociales de la casa, llamada “El hilo de Ariadna”.

Un juzgado de Palma está llevando actualmente las diligencias del caso en vista de la denuncia policial de las mujeres, de nacionalidad española, marroquí y de distintos países de Sudamérica.

La consellera balear de Asuntos Sociales, Fina Santiago, ha informado hoy en rueda de prensa de que su departamento paralizó la prórroga de la subvención cuando tuvo conocimiento del supuesto trato vejatorio que se producía en la vivienda.

En concreto, el Govern concedió a la Federación 67.000 euros en el año 2009 para gestionar la casa y otros 33.000 euros para el año 2010.

La consellera ha afirmado que, en el caso de que finalmente haya sentencia condenatoria por estos hechos, se pedirá a la Federación que devuelva todo el dinero.

Santiago ha lamentado esta situación y ha dado credibilidad a las declaraciones de las supuestas víctimas de esta situación.

Según la consellera, en junio de este año se tuvo conocimiento por primera vez de una queja en la casa de acogida por parte de trabajadoras de la vivienda y se inició una supervisión de la misma, ante lo cual se suspendió temporalmente la prórroga de la subvención para el segundo semestre de 2010.

En julio, las mujeres residentes presentaron una queja en la Conselleria y en agosto se entrevistaron con Santiago, quien les propuso recolocarlas en otros servicios públicos, a lo que accedieron.

De las cuatro mujeres, ha indicado la consellera, una era víctima de violencia machista y el resto padecía otro tipo de situaciones de exclusión, como prostitución o inmigrantes sin techo. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.