Denuncian que Serveis Ferroviaris de Mallorca reducirá de forma importante el servicio de trenes de forma indefinida

Representantes de los Trabajadores en el Comité de Empresa de Serveis Ferroviaris de Mallorca por parte de la Central Sindical Independiente denuncian que con motivo del considerable retraso en las obras de electrificación de la línea Palma – Inca, la Dirección de la Empresa ha decidido dar máxima prioridad a estos trabajos a costa de una reducción importante en la seguridad de la circulación de los trenes y de las condiciones de trabajo de los trabajadores de las propias obras.

Además, a partir del lunes 22 de Noviembre, con objeto de ampliar el horario de trabajo incompatible con la circulación ferroviaria, la misma Dirección ha decidido eliminar los primeros y los últimos trenes regulares de cada día, hasta la finalización de las obras.

Desde el Sindicato CSI-f creen que ambas decisiones son irresponsables,
constituyendo un grave perjuicio a los usuarios del transporte público.

Los trenes suprimidos serán sustituidos por autobuses, los cuales no efectuarán parada en todas las estaciones. El tiempo para efectuar el mismo recorrido será superior, adelantando la salida diez minutos con el consiguiente cambio de hábitos a los usuarios que utilizan el tren para acudir a su lugar de trabajo, estudio, etc. La capacidad de los autobuses es limitada, siendo inferior a la que ofrece el servicio ferroviario corriendo el riesgo de que muchos usuarios se queden en tierra. Y otros muchos perjuicios como que no se podrán transportar bicicletas, difícil o imposible
acceso para los usuarios con movilidad reducida, transbordos, transporte de bultos, etc.

Desde el sindicato afirman que debería servir de experiencia el mal servicio y las quejas que se tienen del servicio de autobuses que cubre la línea Sineu-Manacor y viceversa.

Por otra parte señalan que la celeridad que SFM está imponiendo a las obras de electrificación solo busca un objetivo: Llegar a la campaña electoral de mayo de 2011 con un puñado de inauguraciones bajo el brazo.

Independientemente de quién sea el culpable del accidente ocurrido en Sineu el 19 de mayo de 2010, todas las partes (incluyendo al propio Govern), concluyen que fueron las prisas por inaugurar la línea de Manacor en Mayo de 2003 las causantes del cúmulo de irregularidades y presuntas negligencias.

Por ello desde el sindicatos remarcan su negativa a que unas prisas de última hora sean la causa de un servicio público deficiente, una fuente de retrasos y otra posible negligencia que vuelva a cebarse con personas inocentes.

Por último señalan que a día de hoy, más de 50 obreros invaden las vías para hacer su trabajo, sobrecargando las funciones de los profesionales ferroviarios, jugando al límite de la seguridad y poniendo en peligro las vidas de nuestros viajeros… únicamente para obtener una foto electoral.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.