Más del 60% de los comercios en Baleares han llevado a cabo reducción de plantilla

El 64,29% de los comercios en Baleares han llevado a cabo una reducción de plantilla durante este año y otro 28,57% tiene pensado hacerla en el futuro, dado que el sector no ve capacidad de recuperación económica a corto plazo, según los datos del informe de valoración económica de 2010 elaborado por Afedeco.

Durante el presente año, el porcentaje medio de reducción de plantilla en las empresas ha sido del 23,63% y ningún negocio contempla la posibilidad de aplicar un incremento de personal.

“La situación es lamentablemente negativa; esperábamos una mejora y el único panorama positivo se ha percibido con el repunte de final de temporada”, denuncia el presidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Baleares, Bartomeu Servera, quien ha remarcado que las cifras de desempleo en el sector “son alarmantes”.

Sólo un tercio de los encuestados para el informe de Afedeco aseguran haber podido mantener sus plantillas durante 2010 y un 71% responde que no prevé hacer una reducción de personal en el futuro.

La crisis afecta al empleo sobre todo en sectores como el de la artesanía, que se plantea nuevas reducciones de plantilla de un 35%; los videoclubs, que quieren rebajar personal en un 31%; el del calzado, textil y moda y el de estética y spa que contemplan una futura reducción del 20% de sus plantillas.

Muchos de estos sectores coinciden con los que consideran que su situación económica en 2010 ha ido muy mal y que ha empeorado con respecto al año anterior (perfumería y cosmética; electrodomésticos; artesanía, hogar, fotografía y materiales de construcción).

Mientras, otros como la moda, la alimentación, distribución y estancos consideran que en el 2010 les ha ido regular y, algunos, confían en que, en año y medio, la situación pueda mejorar.

El desencanto está generalizado: más del 70% de los comerciantes de Baleares no ha detectado bonanza en la temporada actual; el 57% creen que esta temporada ha sido peor que la de 2009 en términos generales y ninguno apunta mejoras, salvo los del sector de la alimentación que detectan “leves signos de mejora”.

La salida a la crisis o no se vislumbra (60%) o se atisba muy a lo lejos pues el 40% cree que no se notará mejoría hasta mediados o finales de 2012.

La falta de liquidez general se suma al descenso del poder adquisitivo del turista tipo que acude a las islas, a la falta de confianza en las administraciones públicas y al “importante retraimiento” de la economía familiar, factores todos que afectan directamente al sector comercio.

A ellos se añaden últimamente otros problemas como el intrusismo en determinados negocios (como es el caso de la fotografía) y la morosidad, así como la bajada de precios en ciertos productos. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.