Acusan a Flaquer de UM de ofrecer contratos de trabajo de empresas subvencionadas por el Consell

Un ex apoderado de UM imputado en el “caso Maquillaje” ha afirmado al juez que llegó a cobrar de tres empresas distintas, en las que no realizó ninguna labor, mientras trabajaba para el partido nacionalista, y ha señalado al ex conseller Miquel Àngel Flaquer como quien le ofreció el primero de estos contratos.

Manuel Norte, afiliado a UM hasta hace menos de un año, ha sido el tercero en declarar de los quince imputados citados por el juez instructor Juan Ignacio Lope Sola en relación a una supuesta red de “enchufados” de UM.

El imputado ha afirmado que cobró nóminas de las empresas Ambit Digital -vinculada a Vídeo U, supuestamente propiedad de Maria Antònia Munar y Miquel Nadal-, Consorcio de Informática Local de Mallorca -cuyo gerente fue nombrado por UM- y H2O Oci Educació -empresa especializada en el sector lúdico y educativo-, en las que nunca trabajó.

El primer contrato con Ambit Digital, ha explicado, se lo ofreció Flaquer (imputado en este caso) en la sede del partido antes de las elecciones de 2007.

Esta empresa estaba vinculada a Vídeo U, productora que recibió subvenciones y contratos millonarios de la institución insular, entre ellos la puesta en marcha de la Televisió de Mallorca.

“No he trabajado nunca en Ambit Digital. Me mandaban trabajos para el partido en los eventos. Trabajaba para UM y Ambit Digital me pagaba la nómina”, ha dicho.

Ha apuntado que le “extrañó” la manera de contratación y que él creía que era una empresa propiedad de algún directivo de UM.

El imputado ha asegurado que, también por intermediación de Flaquer, estuvo contratado por el citado consorcio en 2006 y 2007, cuando seguía trabajando para UM. “Flaquer sabía que no trabajaba para el consorcio”, ha añadido.

Tampoco trabajó, ha dicho, para H2O, donde estuvo contratado en los años 2007 y 2008 mientras hacía labores para el partido.

Después de no cobrar durante dos meses de esta empresa, ha explicado que Miquel Nadal le dijo que le buscaría otro trabajo, y ha agregado que el ex vicepresidente del Consell “sabía que trabajaba para el partido y no para Oci”.

El “caso Maquillaje” investiga el supuesto desvío de fondos públicos del Consell de Mallorca a miembros de UM y la presunta financiación ilegal del partido durante la pasada legislatura, todo ello mediante la concesión de subvenciones a productoras audiovisuales afines a la formación política. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.