El 112 estrena un sistema para intervenir contra la violencia de género con solo una llamada

El servicio de Emergencias 112 pondrá en marcha el 1 de diciembre un sistema pionero en España que, mediante una base de datos sobre víctimas o posibles víctimas de violencia de género, activará con solo una llamada todos los dispositivos y medios necesarios para intervenir en un caso de agresión.

Este sistema se sustenta en manejar una base de datos -que será confidencial y al que las mujeres podrán apuntarse de forma totalmente voluntaria- en la que se recogerá el número de teléfono de la mujer y su dirección, de modo que cualquier llamada que se reciba en el 112 desde esa línea active todas las alarmas.

Por el momento, el sistema comenzará a funcionar con los números de teléfono fijos, ya que su localización exacta es más fácil que con los móviles, aunque con estos últimos ya se está trabajando y se espera que puedan estar en marcha en uno o dos meses.

“No será necesario ni siquiera que la mujer hable”, ha explicado en rueda de prensa la consellera de Interior del Govern balear, Pilar Costa, quien ha presentado hoy este proyecto Iris, en colaboración con los departamentos de Salud y Asuntos Sociales, el Ayuntamiento de Palma y la Delegación del Gobierno.

La idea de crear este sistema surgió de la propia experiencia del 112, en el que se recibían llamadas que se cortaban abruptamente, en las que se oían gritos o en las que la mujer que pedía auxilio apenas podía susurrar y no era posible localizar el lugar de la agresión para poder enviar recursos que la evitaran.

Con el proyecto Iris, todas aquellas mujeres que introduzcan sus datos en la citada base, hayan sido o sean víctimas de violencia de género o simplemente teman que lo puedan ser, podrán alertar a la policía y a los servicios sanitarios con solo marcar el 112, lo que “mejorará la capacidad de respuesta”, ha dicho Costa.

En este sentido, el representante de la Delegación del Gobierno en Baleares Luis Novell ha incidido en que para un agente es muy beneficioso conocer de antemano a qué tipo de emergencia se tiene que enfrentar, sobre todo en el caso de violencia de género, que son situaciones muy delicadas.

Para formar parte de esta base de datos, las mujeres que lo deseen tendrán que rellenar un formulario -que será absolutamente confidencial y cuya información custodiará el servicio de Emergencias 112- y entregarlo en alguna oficina de atención a víctimas del delito que gestiona la Dirección General de Justicia.

También se podrá hacer en las oficinas del Institut Balear de la Dona, de la Policía Local de Palma y del Servicio de Atención a Víctimas de Violencia de Género del Ayuntamiento; asimismo, se espera que poco a poco las vías de comunicación se puedan ampliar a otros ámbitos como los centros de salud, etc.

Lo único que se pide a la mujer es que mantenga actualizados sus datos si se produce algún cambio de domicilio o de número de teléfono que anule la función de la base de datos.

Desde que se presenta la solicitud hasta que se activa el servicio pasarán 48 horas, según ha asegurado Costa, satisfecha de poder presentar un proyecto que avanza en la “prevención y la autoprotección” de las mujeres, solo dos días antes de la celebración del Día Mundial de la Violencia de Género.

En Baleares, cada año se registran unas 4.000 denuncias por violencia de género y en el 35% de los casos se dictan órdenes de alejamiento, según ha apuntado la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, durante la rueda de prensa.

Asimismo, el servicio de Emergencias 112 ha recibido en lo que va de año, entre enero y octubre de 2010, un total de 1.241 llamadas relacionadas con la violencia doméstica, unas cifras que defienden la necesidad de sistemas de prevención y control como el proyecto Iris. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.