Implican a Mateu Cañellas en la trama del caso “Maquillaje”

Un imputado que trabajó captando votantes para Unió Mallorquina (UM) en las elecciones de 2007, mientras cobraba por ello de dos productoras vinculadas al partido y regadas con fondos del Consell, ha señalado al ex conseller de Deportes de UM Mateu Cañellas como la persona que le ofreció estos contratos.

Santiago Sánchez es el quinto imputado que ha afirmado ante el juez del “caso Maquillaje”, Juan Ignacio Lope Sola, que trabajó para UM mientras cobraba de productoras vinculadas al partido que obtuvieron millones del Consell de Mallorca en la legislatura pasada, cuando la institución estaba gobernada por la formación nacionalista.

El imputado ha afirmado que estuvo contratado durante seis meses por la productora Vídeo U, supuestamente propiedad de Maria Antònia Munar (ex presidenta del Consell) y de Miquel Nadal (ex vicepresidente) y que se encargó de la puesta en marcha de la Televisió de Mallorca, y por Ambit Digital, una empresa vinculada a Vídeo U.

Cobró un total de 1.800 euros de estas productoras, cuando siquiera las pisó y no sabía a qué se dedicaban, ha confesado.

Ha relatado que fue Cañellas quien le ofreció estos contratos, que luego firmó en el Consell ante la presencia de la ex secretaria técnica de la institución insular Eugenia Cañellas, a quien los otros cuatro imputados han señalado como la persona que llevaba estas contrataciones.

Sin embargo, su trabajo no consistió en nada relacionado con el mundo audiovisual, sino, tal y como ha explicado, en captar votantes para UM durante la campaña electoral de 2007 para la alcaldía de Palma, a la que se presentaba como candidato Miquel Nadal, el mismo que supuestamente era propietario de Vídeo U mediante un testaferro.

Cuando habló con Eugenia Cañellas, ha dicho Sánchez, esta le dijo que las sociedades que le contrataban “eran empresas de UM”, por lo que ha afirmado que no pensó “que fuese una cosa rara”.

Su trabajo para el partido consistió en invitar a vecinos de su barrio (una media de 10 a 30 personas) a eventos de la campaña de UM en Palma, en los que normalmente participaba Nadal.

El imputado ha afirmado, sin embargo, que nunca se reunió con Nadal ni con Munar y que no es afiliado a UM.

El “caso Maquillaje” investiga el supuesto desvío de fondos públicos del Consell de Mallorca a miembros de UM y la presunta financiación ilegal del partido durante la pasada legislatura, todo ello mediante la concesión de subvenciones a productoras audiovisuales afines a la formación política. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.