UM acusa al PSOE de Palma de no querer pactar los presupuestos municipales

El presidente del comité local de Unió Mallorquina (UM) en Palma, Marc González, ha anunciado hoy que la formación regionalista da por rota la negociación con el gobierno municipal sobre los presupuestos para 2011 “dada la nula voluntad de llegar a cualquier tipo de acuerdo” por parte del ejecutivo.

La decisión fue adoptada en la reunión celebrada ayer por la noche por el consejo de política municipal de UM, un mes después de que la formación realizara una propuesta de acuerdo al gobierno del Ayuntamiento de Palma en relación a los presupuestos, la urbanización de Son Bordoy y la EMT, según ha explicado González en declaraciones realizadas en los pasillos del Ayuntamiento.

Según González, la ruptura se produce después de que UM haya requerido “en varias ocasiones” tanto a la alcaldesa, Aina Calvo, como al concejal de Hacienda, Andreu Alcover, que facilitaran los presupuestos a la formación para poder negociarlos previamente a su presentación en el pleno municipal.

González ha explicado, en declaraciones fuera del salón de plenos mientras se debatía sobre el tranvía, que Alcover le ha señalado expresamente al edil de UM Juan Carlos Chavarría “que no se le facilitaría el proyecto de presupuestos” y que únicamente se le darían unas cifras globales de forma verbal.

“No podemos negociar de esta manera porque no nos parece serio, coherente, ni una muestra de voluntad de negociar”, ha afirmado González. “No entendemos las pegas puestas por el equipo de gobierno para facilitar el proyecto de presupuestos”, ha declarado.

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Palma, Andreu Alcover, ha negado que falte esa voluntad negociadora, ha asegurado que esta semana dispondrá del proyecto de presupuestos y ha ofrecido a UM explicárselo con detalle. También ha señalado que UM conocía “los principios generales que marcan los presupuestos” y su traducción en cifras se conocerá esta semana.

González no ha descartado la posibilidad de que UM apoye los presupuestos en el pleno, ha instado al gobierno municipal a presentarlos y ha dicho que los respaldarán “si se adecúan a las necesidades de la ciudad”.

El presidente del comité local de UM ha recordado que la propuesta de UM era global y abarcaba tres cuestiones que la formación regionalista considera capitales como son los presupuestos, la urbanización de Son Bordoy y la posibilidad de endeudamiento por 30 millones para la adquisición de autobuses para la EMT.

“Fue un ofrecimiento generoso y una muestra de generosidad del partido”, ha defendido González, que ha recordado que la primera ruptura de negociaciones tuvo lugar en relación a la urbanización de viviendas de protección en Son Bordoy.

En opinión del líder de UM en Palma, la negociación sobre Son Bordoy “se rompió por parte del equipo de gobierno que no apoyó las propuesta de UM de que en los solares de Son Bordoy se pudiera ubicar en el futuro el recinto ferial” ni otros requerimientos de incluir demandas de los vecinos del Molinar.

“Ya fue una primera muestra de la forma de negociar de este equipo de gobierno”, ha criticado González, quien ha añadido que UM insistió con los presupuestos y siguió ofreciendo una negociación.

Sobre el endeudamiento ha dicho: “No podemos darle un cheque en blanco de 30 millones a la alcaldesa”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.