La Eurocámara “condena con firmeza” los violentos incidentes que se produjeron en El Aaiún

La Eurocámara ha aprobado hoy una resolución en la que “condena con firmeza” los violentos incidentes que se produjeron en el campamento de Agdaym Izik en el Sáhara Occidental. Los diputados consideran que la ONU sería el órgano más adecuado para llevar a cabo “una investigación independiente a nivel internacional” para esclarecer los hechos.

El texto, aprobado en votación a mano alzada, ha sido pactado por los grupos PPE, socialistas y demócratas, liberales, verdes, izquierda unitaria y conservadores y reformistas.

En la resolución, el Parlamento Europeo manifiesta “su más profunda preocupación” por el notable deterioro de la situación en el Sáhara Occidental, y “condena con firmeza” los violentos incidentes que se produjeron el pasado 8 de noviembre, cuando un número todavía desconocido de personas murieron durante la intervención de las fuerzas de seguridad marroquíes dirigida a desmantelar el campamento de protesta de Agdaym Izik, cerca de El Aaiún.

Los diputados toman nota de la constitución por parte del Parlamento marroquí de una comisión de investigación encargada de investigar los hechos, pero consideran que “las Naciones Unidas serían el órgano más adecuado para llevar a cabo una investigación independiente a nivel internacional para esclarecer los hechos, las muertes y las desapariciones”.

La Eurocámara también “pide a todas las partes que mantengan la calma y se abstengan de llevar a cabo cualquier nuevo acto de violencia”.

Por otra parte, la resolución lamenta los ataques contra la libertad de prensa y de información que han sufrido numerosos periodistas europeos, y pide a Marruecos que permita el libre acceso de la prensa, los observadores independientes y las organizaciones humanitarias al Sáhara Occidental y su libre circulación dentro del territorio.

Próximos pasos

Además de reclamar una investigación independiente, el PE insiste en la necesidad de establecer un mecanismo de control de los derechos humanos en el Sáhara Occidental. Igualmente, pide a la Comisión que incremente la ayuda humanitaria destinada a los refugiados saharauis que viven en la región de Tinduf, cuyo número se estima entre 90.000 y 165.000, para ayudarles a cubrir sus necesidades básicas de alimentos, agua, alojamiento y servicios médicos.

La UE apoya plenamente los esfuerzos del Secretario General de Naciones Unidas y de su Enviado Personal en favor de una solución “política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la autodeterminación del pueblo saharaui”.

La comisión de Asuntos Exteriores acogerá el próximo 1 de diciembre un debate sobre este tema con representantes de todas las partes implicadas en el conflicto.

Debate

En el debate celebrado ayer por la tarde participaron los siguientes eurodiputados españoles (por orden de intervención):

José Ignacio SALAFRANCA (PPE) recordó que, aunque Marruecos es un socio estratégico de la UE, no por ello el PE puede “mirar a otro lado”, sino que debe alzar la voz y proclamar sus principios y valores democráticos. Salafranca dijo que la moderación en la defensa de los derechos humanos “es una debilidad y una cobardía” que, como representante de los ciudadanos de la UE, no se puede permitir la Eurocámara.

Raül ROMEVA I RUEDA (Verdes/ALE) condenó “de forma alta, clara y firme” la manera en que se desmanteló el campamento de Agdaym Izik. Además, exigió una investigación independiente supervisada por la ONU. “No se puede poner al mismo nivel a las dos partes, no todos tienen la misma responsabilidad ni usan las mismas armas. Debemos pedir a Marruecos que cese su hostilidad con el pueblo saharaui”.

Willy MEYER (GUE/NGL) señaló que “es inaceptable la intromisión permanente de la administración marroquí en esta institución. Marruecos no tiene soberanía sobre el Sáhara Occidental, por lo tanto este Parlamento tiene que lanzar un mensaje muy claro a la comunidad internacional y a los saharauis, que son los que tienen que decidir su futuro mediante un referéndum de autodeterminación”.

Antonio MASIP HIDALGO (S&D) recalcó que “el campamento es paradigma de la distancia entre Marruecos y el pueblo saharaui” y añadió que “Marruecos reprime con odio a quien considera pueblo distinto”. “Evitemos la liquidación de un pueblo digno, heroico, amigo de Europa”, concluyó.

María MUÑIZ (S&D) dejó claro que “es necesaria una resolución justa en el marco de Naciones Unidas” y pidió a Marruecos “que redoble esfuerzos para llegar a una solución negociada”. También solicitó al Frente Polisario que “mantenga la calma y no recurra a la violencia”. Finalmente, valoró positivamente la apertura de una investigación por parte de Marruecos, aunque “esto no reemplaza la libertad informativa”, dijo.

Izaskun BILBAO (ALDE) solicitó a la ONU una investigación independiente para aclarar lo ocurrido porque “no hay información fiable”. Pidió calma a las partes, pues “resolver este problema requiere un diálogo permanente entre Marruecos y el pueblo Saharaui, basado en el respeto mutuo”. “Hay que denunciar siempre las vulneraciones de los derechos humanos. No importa quiénes, ni dónde, ni cómo, ni por qué las protagonicen”, destacó.

Santiago FISAS (PPE) declaró que “Marruecos es un amigo de la Unión Europea y entre amigos no es bueno que haya dudas o malentendidos”. Consideró “imprescindible una investigación internacional y que la MINURSO amplíe su mandato para vigilar el respeto de los derechos humanos”. “El gobierno de España no puede mirar a otro lado”, concluyó.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.