Calvo no subirá impuestos ni revisará el catastro en 2011

Por segundo año consecutivo, el Ayuntamiento no subirá ningún impuesto ni precio municipal y continuará sin revisar el catastro, ha anunciado hoy la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, que ha presentado el borrador de presupuestos de Cort de 2011 aunque ni PP ni UM tienen intención de apoyarlo.

Calvo ha hecho públicas esta tarde las cuentas municipales del próximo año “consciente” de la postura de la oposición, pero está dispuesta a escuchar sus propuestas y negociar hasta el último día del año para que no se prorroguen los presupuestos de 2010.

En todo caso, por lo que afecta al bolsillo de los ciudadanos, en 2011 continuarán congelados los impuestos, han asegurado Calvo y el concejal de Hacienda, Joan Alcover, que han pedido a PP y UM que estudien el borrador y realicen sus propuestas para llegar a un acuerdo porque entienden que las cuentas diseñadas son “mejorables”.

El borrador desvela que el presupuestario consolidado, incluyendo a empresas y organismos públicos, es de 544 millones, unos 41,5 millones menos que en 2010, lo que representa una caída del 7,1%. Se trata de un 16,6% menos que en 2007, el primer año de legislatura y antes de que comenzará la crisis económica.

La hipótesis más probable es que se prorroguen los presupuestos de 2010, aunque la intención del gobierno municipal es aplicar los de 2011 al ser inferiores desde el punto de vista financiero, ha señalado Alcover.

La idea del equipo municipal es que por tercer año consecutivo las ayudas sociales experimenten un incremento, en concreto del 8,3%.

Así, las ayudas urgentes para atender las necesidades más básicas de las personas suben unos 300.000 euros hasta los 3,2 millones. Otra área que experimenta un ligero incremento (37.129 euros) es Turismo, Comercio y Consumo.

El gasto de personal se reduce en 5,2 millones debido al recorte de sueldos en un 5% en atención al decreto del Gobierno central, la disminución de cargos públicos y la congelación de la plantilla funcionarial.

Respecto a las inversiones, ha reconocido Alcover, las posibilidades en 2011 serán menores. Se prevé que las mismas sumen 29 millones de euros, de los que 24,5 proceden del fondo de capitalidad.

Hasta 2,3 millones servirán para continuar la remodelación del barrio de Llevant y dar continuidad al parque de la Fachada Marítima.

El derribo del edificio Flex y la rehabilitación del edificio de Gesa se llevarán 1,2 millones, al tiempo que otros 1,6 millones son para adquirir suelo para equipamientos y espacios públicos dentro del proyecto de rehabilitación integral del Camp Redó.

En definitiva, se trata de unas cuentas municipales para estar “junto a la gente en tiempos de crisis”, ha manifestado la primera edil, que ha reconocido que no está siendo fácil elaborar los presupuestos en esta legislatura por los recortes que se están experimentando año tras año.

El día 10 de diciembre es la fecha orientativa que manejan Calvo y Alcover para intentar entenderse con la oposición, una vez que ya han remitido este borrador a PP y UM.

El concejal de Hacienda ha asegurado que el presupuesto se ajusta a las ocho peticiones formuladas por el PP en septiembre pasado referidas a temas como impuestos, ley de capitalidad, endeudamiento o incluso que disminuya la partida para promoción del catalán.

“Somos optimistas” en la negociación, “responsables” y al menos los números presentados esta tarde “merecen una consideración”, se ha mostrado convencida la alcaldesa. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.