El Govern analiza si 56 personas se han contagiado de hepatitis C en un centro de Inca

La Conselleria de Salud y Consumo está investigando a 56 personas por si hubieran contraído la hepatitis C en un centro sanitario de Inca (Mallorca), según ha informado este departamento autonómico en un comunicado.

Todas estas personas han tenido relación con este centro durante un amplio periodo de tiempo, bien como trabajadores o como pacientes.

En concreto, se están realizando las pruebas pertinentes a 23 pacientes de diálisis residentes en Mallorca y a otros 25 enfermos más, a siete empleados del centro y a una enfermera. En total, hay 23 extranjeros que están siendo analizados en sus países de origen.

La conselleria ha enviado muestras de los pacientes a un laboratorio especializado para determinar cuáles se han podido infectar de una misma fuente.

La investigación sigue abierta y todavía no se ha podido determinar si hay relación causal entre los casos que se investigan. Hasta que no se sepa qué virus es el causante de la infección, no se podrá determinar dónde se ha producido, señala el departamento balear de Salud.

El centro privado investigado está acreditado desde 2004 por la dirección general de Evaluación y Acreditación de la conselleria y atiende a pacientes de Mallorca a raíz de un concierto con el Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut).

El departamento de Salud recuerda que en algunas ocasiones la infección por hepatitis C no da positivo hasta que han pasado algunos meses desde que se produjo el contagio.

Por tanto, aunque las pruebas den negativo se continuarán realizando hasta tener la seguridad de que no están afectadas.

El protocolo que se sigue, recuerda la conselleria, es que cuando se detecta un caso de enfermedad obligatoria la dirección general de Salud Pública y Participación activa las redes de investigación y respuesta.

Si las personas proviene de otra comunidad autónoma o de otro país, se avisa a través del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad a las autoridades sanitarias pertinentes, que se encargan de localizarlas y hacer la investigación adecuada.

La Conselleria de Salud y Consumo informó hace dos semanas que estaba investigando dos posibles casos de contagio de hepatitis C a dos extranjeros en el referido centro, cuya actividad ha sido suspendida de forma cautelar por precaución y cuyos pacientes fueron desviados a otros centros.

Ambos pacientes acudieron al centro en septiembre donde se sometieron a seis sesiones de diálisis. Los análisis que se realizaron posteriormente dieron positivo.

La primera medida que adoptó la conselleria fue informar a todos los pacientes y comunicar la situación a la Asociación para la lucha contra las enfermedades renales (ALCER) en Baleares. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.