Antich pide a Fomento un apoyo especial para subsanar el problema insular

El Govern balear se ha puesto en contacto con la Secretaria de Estado de Fomento para reclamar un apoyo especial para las islas en esta situación de cierre del espacio aéreo, dado que las condiciones territoriales del archipiélago impiden dar alternativas a los afectados como en la península.

El presidente del Govern, Francesc Antich, así lo ha explicado hoy en una comparecencia programada de urgencia una vez que se ha conocido el decreto del Estado de Alarma por parte del ejecutivo central.

Antich ha recordado que en las islas no hay “ni AVE, ni autobuses ni carreteras” que permitan las comunicaciones con la península, de modo que la única vía de salida o entrada se reduce a la marítima, en la que ya se han iniciado contactos para reforzar los servicios en el caso de que hiciera falta.

“El objetivo es que Fomento analice la problemática insular, porque aquí no tenemos opciones como en otras comunidades autónomas”, ha incidido Antich, que ha comparecido acompañado del conseller de Movilidad, Gabriel Vicens, y ha reiterado su indignación por “la huelga encubierta” de los controladores.

Un bloqueo aéreo que, ha subrayado, no solo daña directamente a los afectados que tenían previsto volar estos días, sino a todo el sector turístico de las islas y a su imagen internacional: “Este tipo de conflictos va contra nuestra economía”, ha remarcado.

Aunque ha reconocido que estas fechas no son de alta ocupación para las islas, ha coincidido con la gerente de la Federación Hotelera de Mallorca, Inma de Benito, en señalar que el bloqueo a mermado a la mitad las expectativas de ocupación, pasando del 30% previsto a un 15.

El mensaje del sector es “claro: que esto sea la última vez que pase”, ha comentado Antich, que se ha puesto en contacto con los principales empresarios turísticos de las islas para conocer la repercusión del parón aéreo en el motor económico de las islas.

Antich ha pedido a los controladores que reflexionen, que sean responsables, que vuelvan a ocupar sus puestos de trabajo y resuelvan “esta situación de caos que han creado”.

Sin embargo y mientras el conflicto no se soluciona, el Govern ha puesto en marcha todos los mecanismos para atender a los ciudadanos y visitantes, reforzando la oficina de consumo del aeropuerto, desplazando allí efectivos de emergencias y protección civil y garantizando el transporte sanitario.

En estos momentos, todos los esfuerzos están centrados en coordinarse con las navieras para ofrecer al mayor número de gente posible la que, por ahora, es la única vía para abandonar o entrar en Baleares.

El presidente ha indicado que los ferry que hoy han salido de los puertos baleares iban “casi todos llenos” y que, por ello, se han planteado la posibilidad de que, si la demanda lo exigiera, trasladar uno de los barcos de Baleària de Ibiza o Mahón a Palma para conectar la capital con Barcelona, el destino más reclamado.

El conseller de Movilidad ha informado de que las navieras le han confirmado que mañana habrá 32.000 plazas disponibles para conectarse entre islas y con la península y que están dispuestas a adaptarse y reforzar esta cifra si fuera necesario.

Antich se ha hecho eco de las recomendaciones lanzadas esta mañana por Aena y ha pedido a los afectados que no vayan al aeropuerto, que consulten a sus aerolíneas la reprogramación de su vuelo y que tengan paciencia.

Por ahora, el cierre aéreo se mantiene al menos hasta las 19.00 horas de hoy, ha recordado Antich, que ha reconocido que aunque los militares también han tomado la torre de control de Palma, no hay ninguno capacitado para ejercer de controlador aéreo como sí que hay en otras terminales.

En este sentido, se ha mostrado confiado en que el decreto del Estado de Alarma logre devolver la normalidad a la terminal palmesana y que, de no ser así, cabría la posibilidad de que controladores militares pudieran desplazarse a la isla. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.