La Fiscalía podría acusar a los controladores de sedición

Los controladores aéreos podrían ser penados con hasta ocho años de cárcel si se determina que en su actuación es aplicable el artículo 21.1 de la Ley penal y procesal de Navegación Aérea que establece como agravante que el hecho se cometa “con la intención de interrumpir la navegación o de variar la ruta”.

El texto de los dos artículos -20 y 21- de la citada ley a los que se acoge la Fiscalía para abrir diligencias a los controladores es el siguiente:

Artículo 20.

————

Serán castigados con la pena de prisión menor, como reos de sedición, los tripulantes, pasajeros, empleados o personas concertadas con ellos, que en aeropuertos o aeronaves se alzaren colectivamente para cualquiera de los fines relacionados con la navegación aérea, que a continuación se expresan:

1.- Oponerse al cumplimiento de órdenes que dicten el Comandante de aeronave o Jefe de aeropuerto, en uso de sus atribuciones.

2.- Impedirles el libre ejercicio de sus funciones o ejecutar con otro fin coacción sobre ellos.

3.- Realizar algún acto de odio o venganza en sus personas o bienes.

Con la misma pena serán castigados los miembros de la tripulación de aeronaves o empleados de aeropuertos que, en número suficiente para perturbar el servicio, abandonen colectivamente sus funciones en la aeronave o el aeropuerto, en actitud de protesta, desobediencia coactiva o represalia contra el Comandante o Jefe respectivo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.