La pena de prisión para los controladores puede alcanzar los ocho años

La Fiscalía de Madrid, que abrió ayer diligencias por el plante de los controladores en el aeropuerto de Barajas y la base de Torrejón por un posible delito de sedición, citará a unos cien controladores para tomarles declaración a partir del jueves y no descarta tomar medidas cautelares en algunos casos.

Así lo ha señalado el fiscal jefe de la Fiscalía Provincial de Madrid, Eduardo Esteban Rincón, en declaraciones a un grupo de periodistas, a los que ha explicado que durante el jueves y el viernes previsiblemente se tomará declaración a cerca de un centenar de controladores, que fueron identificados anoche por la Policía y la Guardia Civil.

Esteban Rincón ha dicho que serán llamados a declarar los controladores que faltaron a su puesto de trabajo o que habiendo asistido lo habían abandonado ayer y esta mañana, antes del estado de alarma, puesto que a partir de esa decisión del Gobierno los controladores tienen que someterse a las autoridades militares, con lo que será la jurisdicción militar la que analice si incurren en otros tipos de delitos.

La Fiscalía de Madrid entiende que la situación que se ha creado es lo “suficientemente grave” para que pueda ser constitutivo de un delito de la Ley Penal Procesal de la Navegación Aérea, el de sedición, referido a las personas que por su abandono de sus funciones “de manera concertada provocaran, o la paralización de una aeronave o, como en este caso, de toda la navegación aérea”.

La pena de prisión puede alcanzar los ocho años de prisión, de ahí que la Fiscalía de Madrid decidiera abrir las diligencias de investigación, que le han permitido obtener los informes de la Policía, en relación al centro de Torrejón, y de la Guardia Civil, sobre la torre de Barajas.

No obstante, la Fiscalía está evaluando todos los casos por si algunos de ellos pudieran haber incurrido en otros tipos delictivos, como el de falsificación, según han informado a Efe fuentes fiscales.

La Fiscalía está estudiando los informes porque “son bastante personas”; el siguiente paso será citar a los controladores para que ofrezcan sus explicaciones ya que al fiscal “no le parece asumible que a todos les haya pasado la misma causa, una enfermedad que definen como de disminución de su capacidad psicofísica y que les haya ocurrido a todos a la vez”.

“A la misma hora, en el mismo lugar y en un número indeterminado de personas, pero bastante numeroso; eso no es lógicamente factible, no se puede dar en la práctica, no existe un contagio masivo de disminución de la capacidad psicofísica”, ha comentado el fiscal de Madrid, aludiendo a lo que han argumentado los controladores ante su puesto de trabajo.

Eduardo Esteban Rincón ha querido recalcar que la Ley de Navegación Aerea prevé la posibilidad de reintegrarse a su puesto de trabajo, con lo que si los controladores acceden a volver al mismo “podrían quedar exentos o por lo menos ver reducida su sanción”

“Va a depender un poco de cuál sea su actitud en las declaraciones y de cuál sea la causa real”, ha respondido a la pregunta de si se contempla la posibilidad de pedir en algún caso prisión provisional.

“No descartamos la posibilidad de pedir alguna medida cautelar en algún caso”, ha subrayado el fiscal, quien no obstante ha recalcado que espera que eso no se produzca y que se restaure la normalidad porque a la Fiscalía “no le gusta pedir prisiones de una forma desaforada”.

“La Fiscalía va a hacer su trabajo y responderemos con todo el rigor que sea necesario y ya les he dicho que si fuera necesario tomar alguna medida cautelar se la pediríamos al juez”, ha insistido el fiscal.

Además, de la Fiscalía de Madrid, la de Cataluña ha acordado esta mañana abrir diligencias penales contra el paro sin aviso que llevaron a cabo los controladores de vuelo en Cataluña. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.