Socias y Antich llaman a los partidos a recuperar el valor de la política

El delegado del Gobierno en Baleares, Ramon Socias, y el presidente de las islas, Francesc Antich, han celebrado hoy el día de la Constitución llamando a todos los partidos a recuperar el valor de la política anteponiendo el interés general en temas como el turismo y la lengua al interés electoral.

Socias, en su discurso oficial ofrecido hoy en el Palacio de la Almudaina ante las principales autoridades de las islas, ha hecho especial hincapié en dos asuntos clave para Baleares: el proyecto de la Playa de Palma y la convivencia lingüística de catalán y castellano, sin polémicas ni conflictos.

“Dejemos de mirarnos el ombligo y miremos de verdad a los ojos de nuestros vecinos. Ese es nuestro deber”, ha enfatizado Socias, quien ha criticado la “falta de visión de Estado” de la política de las islas en los últimos tiempos, con una actitud basada en la confrontación como herramienta electoral.

El representante del Gobierno en Baleares ha criticado que la actitud política de “tirarse los tratos” unos a otros sin saber llegar a acuerdos que permitan realizar proyectos a largo plazo es la muestra de que se “piensa demasiado en las próximas elecciones” en lugar de en las necesidades de la región ante la actual crisis.

El símbolo que ha utilizado Socías para ejemplificar esta crítica ha sido precisamente la Playa de Palma, un proyecto que tiene ya siete años y en el que “se ha avanzado bastante” pero ante el cual “han bastado unas protestas de afectados y la proximidad de las elecciones para romper el equilibrio”.

Aunque ha reconocido que es hacer un proyecto de remodelación urbanística para esta zona es complicado y “habrá personas que se sientan perjudicadas”, es necesario trabajar con consenso de todos “porque los competidores no esperarán”, ha advertido.

Socias también ha demandado consenso en otros muchos asuntos como la cogestión aeroportuaria, la ampliación del puerto de Palma y el respeto por la lengua. En este punto, ha criticado a los que “buscan beneficios electorales con problemas que no son tal” creando “polémicas lingüísticas”.

Antich también ha pedido y se ha comprometido a poner fin a la “dinámica de confrontación política” que arrastra a la vida política actual y a evitar que el objeto de la política sea “el menosprecio del adversario haga lo que haga”.

Recogiendo la postura de Socias en torno a la Playa de Palma, Antich ha remarcado su compromiso personal de sacar adelante el proyecto con el respaldo de todos. Para ello, ha insistido en hacer una llamada al “civismo político” y se ha ofrecido a todos los partidos su máxima colaboración “leal y sincera”.

Tanto el delegado del Gobierno como el presidente han dedicado parte de sus discursos a denunciar y rechazar el “chantaje” de los controladores aéreos al Estado y a los ciudadanos: “Es un chantaje inadmisible”, ha dicho Antich.

Socias ha recalcado que la Constitución ampara incluso a los que no la reconocen, pero ha subrayado que los que no tienen cabida son los que “despreciando a sus conciudadanos quieren hacer chantaje al Estado y defendiendo intereses personales son capaces de parar un país tomando a rehenes y pasando por encima de cualquier ley”.

“Estos no caben y merecen nuestro rechazo”, ha incidido, para apostillar que con actuaciones salvajes como la de este puente “ha habido gente (los controladores) que ha perdido el honor”.

Como cara contraria de la moneda, símbolos de “profesionalidad” y “sacrificio”, Socias ha recordado a los dos guardias civiles que el verano de 2009 perdieron la vida en Palmanova en un atentado de ETA, a los que ha rendido homenaje, así como a todos los que han perdido la vida ejerciendo su servicio a la comunidad.

“Os tenemos muy presentes y hoy, con estas sencillas palabras, queremos hacer llegar a vuestros familiares la estima y la admiración de todo un pueblo”, ha concluido. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.