El Govern propone a Fomento la creación de una sociedad filial pública por cada aeropuerto de Baleares

El Govern balear ha elaborado un informe sobre el futuro modelo de gestión de los aeropuertos de Baleares que presentará con urgencia al Ministerio de Fomento y propone una singularización del sistema aeroportuario de las islas que mantenga su gestión pública con la intervención de las instituciones propias.

El conseller de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, ha explicado el contenido del informe en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell de Govern que ha dado el visto bueno al documento y ha acordado remitirlo al Ministerio de Fomento.

El informe es una respuesta a la preocupación del Govern por los cambios en el modelo de los aeropuertos que ha emprendido el Gobierno central recientemente y en concreto ante el planteamiento de una posible gestión individualizada en régimen concesional de algunos aeropuertos.

Vicens ha dicho al respecto que “el modelo balear no es el de privatización de la gestión aeroportuaria”, sino el de la creación de una sociedad filial pública por cada aeropuerto que, en su opinión, sería compatible con el cambio de sistema que promueve Fomento.

El Govern ve con preocupación la semiprivatización de la gestión aeroportuaria y reclamará a Fomento “un estatuto de singularidad propia para los aeropuertos de Baleares”, ha dicho Vicens, fundamentado en que se tenga en cuenta la insularidad y que la economía balear es básicamente turística.

El modelo que propone el Govern reclama que la titularidad siga siendo pública como garantía de calidad en el transporte; que se descentralice e individualice la gestión; que participen en ella las instituciones autonómica, insular y local; que las decisiones estratégicas tengan que adoptarse por mayoría cualificada y se cree un sistema tarifario propio.

Sobre la titularidad pública, Vicens ha subrayado que el Govern la considera “una garantía del transporte aéreo como servicio público que anteponga la calidad a la rentabilidad económica”. La individualización del sistema permitiría además “desarrollar estrategias propias adecuadas a las necesidades de cada realidad insular”.

El eje del sistema que propone el Govern se basa en la creación de una sociedad individual de gestión o filial con representación del Gobierno central, la sociedad que sustituya a AENA y las instituciones regionales.

Además se crearía una sociedad individual de cada aeropuerto con presencia del Govern, el respectivo Consell, el Ayuntamiento y las Cámaras de Comercio correspondientes y un consejo asesor con funciones asesoras y consultivas.

“El Govern querría que la capacidad de decisión en estos órganos de gestión fuera máxima para las instituciones de Baleares y que las decisiones estratégicas requiriesen mayorías cualificadas” para cuestiones como los planes de gestión o concursos y adjudicación de contratos claves.

El ejecutivo reclama además que se establezca un sistema tarifario propio o como mínimo la flexibilización tarifaria para poder incentivar nuevas rutas y promover la desestacionalización del producto turístico. “Poder regular tasas ayudaría mucho a la competitividad”, ha efendido Vicens.

Vicens ha insistido en que el Govern defiende que la gestión siga siendo pública por la importancia estratégica de los aeropuertos, aunque una vez definido el modelo puedan entrar cierta inversión privada. “No hemos detallado que entrara capital o no en la sociedad y se analizará más adelante para especificar porcentajes”, ha dicho.

Según el conseller, el Gobierno central “plantea un régimen concesional privado en determinados aeropuertos, que no es el modelo que defiende el Govern”.

Vicens ha señalado que Canarias “tiene un planteamiento muy parecido” al de Baleares, pero que “cada comunidad está dando sus pasos” al respecto. “En principio el planteamiento global de la comunidad canaria es este mismo”, ha afirmado. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.