Zapatero garantiza a Europa la continuidad de las reformas estructurales

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha subrayado hoy que su compromiso con la consolidación fiscal y las reformas estructurales es “firme y definitivo” y ha recibido el aplauso del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy: “has cogido el toro por los cuernos”.

Ambos se han reunido hoy en el Palacio de La Moncloa y después Zapatero ha entregado al presidente europeo el Premio Nueva Economía Fórum en un acto celebrado en el madrileño Teatro de La Zarzuela ante la presencia de numerosos empresarios y varios miembros del Ejecutivo.

Planeaban sobre ese foro las últimas turbulencias de los mercados y los ataques a las deudas soberanas, y pocas horas antes el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, había destacado en Madrid la importancia de que España profundizara en la reforma del mercado laboral y de las pensiones.

Zapatero, que ha presentado a España como un país “europeísta a las duras y a las maduras”, ha dejado claro que no dudará en sus compromisos de reformas estructurales para incrementar la competitividad.

Ha aprovechado además la ocasión para recordar a las instituciones y a los socios europeos, con los que se reunirá la próxima semana en Bruselas, que el euro implica “una responsabilidad compartida de la que nadie puede abdicar”: “lo que duele en Atenas daña a Amsterdam, y si Barcelona florece, Berlín prospera”.

Van Rompuy no ha escatimado elogios hacia la actuación del Ejecutivo de Zapatero: “El Gobierno español ha tomado decisiones que han requerido muchísimo coraje y valentía para ayudar a su economía. Lo hizo en primavera y lo ha hecho recientemente. Ha sido vital para estabilizar la situación”, ha destacado.

A continuación, y en castellano, ha añadido: “Utilizando una expresión muy española: José Luis ha cogido el toro por los cuernos”.

Van Rompuy ha calificado de “impresionantes, claras y determinadas” las nuevas medidas económicas adoptadas por Zapatero la última semana para complementar el plan de ajuste del pasado mes de mayo y ha elogiado cómo los líderes europeos han defendido sus reformas con “vigor” ante sus opiniones públicas evitando populismos.

No obstante, ha recomendado a España mejorar la productividad y diversificar las fuentes de crecimiento para consolidar la recuperación.

Como Zapatero, ha defendido la unidad de acción de los socios europeos para proteger la moneda única de los ataques en los mercados y ha advertido de que “no hay alternativa viable al euro”, sólo “una depresión, incluso caos, y no en un solo país europeo, sino en todos”.

“La gente no es tonta”, ha vuelto a decir en español. “No hay vuelta atrás, y la eurozona resurgirá mucho más fuerte después de esta crisis”, ha apostillado.

Zapatero ha recurrido a la metáfora para repasar “este año que hemos vivido peligrosamente” y ha confiado en estar en “la última curva” de la crisis económica.

“La lucha contra esta crisis se asemeja a una sinuosa y estrecha carretera de montaña: apenas hemos dejado atrás la ultima curva, conjurando el riesgo de derrapar, nos encontramos con el peligro de la curva siguiente”, ha manifestado.

A su juicio, el incremento de la deuda pública en muchos países ha puesto de manifiesto la necesidad de coordinar las políticas macroeconómicas para reforzar al euro, y “no hacerlo sería tanto como perder fatalmente el control del vehículo en ésta que esperamos que sea la última curva” del camino hacia la recuperación.

“Uno para todos y todos para uno”, ha ratificado Van Rompuy apelando a la célebre frase de los mosqueteros.

Como colofón, no ha olvidado el Premio Nobel de Literatura que hoy ha recibido Mario Vargas Llosa y lo ha parafraseado para destacar que “cuando el sentido común y la racionalidad prevalece y las diferencias políticas se dejan de lado a favor del bien común pueden ocurrir cosas increíbles”. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.