Comienza el derribo de los chalets ilegales de Llucalcari

El Ayuntamiento de Deià ha iniciado hoy a primera hora de la mañana la demolición de los chalets de Llucalcari tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares (TSJIB) que así lo exige y que impuso una multa al alcalde, Jaume Crespí.

Seis operarios han comenzado a echar abajo este grupo de chalets después de que hace un mes el Consistorio firmara un protocolo con el Consell de Mallorca y el Govern balear para asumir conjuntamente el coste de la demolición.

Sin embargo, el primer edil de Deià se queja de que la Conselleria de Obras Públicas aún no ha realizado los pertinentes informes para que el Govern aporte los 145.000 euros que se comprometió a aportar.

La sentencia obliga al Ayuntamiento y al alcalde a llevar a cabo esta demolición que realiza la empresa Tracsa, en la que también participa económicamente el Consell.

La última notificación del TSJB, del pasado viernes, obliga al Consistorio y al alcalde a iniciar por cuenta propia el derribo y da un plazo de tres días para certificar si el mismo ha comenzado.

El derribo se lleva a cabo al margen de que los servicios jurídicos de la Conselleria de Obras Públicas haya emitido los informes favorables que con posterioridad debe aprobar el Consell de Govern. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.