El Gobierno propone prorrogar el estado de alarma hasta el 15 de enero

El Gobierno quiere prorrogar el estado de alarma hasta el 15 de enero para garantizar que la situación del tráfico aéreo vuelve “absolutamente a la normalidad”, es decir, a la situación que se vivía antes del 3 de diciembre, día del plante de los controladores.

El Consejo de Ministros extraordinario se reunió hora y media en el Congreso de los Diputados y decidió prorrogar el decreto que pone a los controladores aéreos bajo mando militar, explicó después el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Justificó que la medida es “necesaria” porque los acontecimientos del 3 y el 4 de diciembre fueron “gravísimos” y sus consecuencias también.

Además, recalcó que ante la proximidad de las fechas navideñas, “hay que ser si cabe aún más riguroso con los sistemas de navegación aérea”.

No obstante, esta propuesta debe pasar aún por el Pleno del Congreso, el próximo jueves, donde puede ser modificada.

Su defensa correrá a cargo del ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ya que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene que viajar a Bruselas ese día para participar en un Consejo Europeo.

Se da la circunstancia de que CiU, uno de los grupos parlamentarios que han adelantado su apoyo al Gobierno junto al PNV y CC, prefiere que el estado de alarma acabe después de las vacaciones de Navidad, como mucho el día 10 de enero.

Si la propuesta del Gobierno logra el respaldo del Congreso, el Consejo de Ministros aprobará el viernes el decreto, cuya vigencia concluye al día siguiente.

El ministro de Fomento, José Blanco, había defendido horas antes la oportunidad de continuar bajo este estado excepcional, en una comparecencia en Comisión en la que arremetió duramente contra el colectivo de los controladores y pidió apoyo para darles una respuesta a la altura de su grave desafío.

Aunque declinó desvelar los motivos concretos para preferir estar en estado de alarma un tiempo más, dijo sentirse sorprendido de que haya quien crea a los controladores cuando aseguran que no pretenden repetir en las próximas fiestas de Navidad el caos del pasado puente de la Constitución.

Para el ministro “hay un antes y un después” del “desafío a la soberanía nacional” del 3 de diciembre y corresponde al Gobierno “trabajar” para “evitar cualquier clase de tentaciones o recaídas”.

Según su relato de la situación, los controladores “embriagados por tantos años de continuas cesiones, han llegado a pensar que todo era posible para mantener sus privilegios, incluso poner de rodillas al estado tomando como rehenes a cientos de miles de ciudadanos”.

Afirmó que el convenio de 1999 -cuando gobernaba el Partido Popular- “cedió gran parte de la organización del trabajo a los controladores” y facilitó que pudieran llegar a ganar en algún caso un millón de euros anuales gracias al cómputo de las horas extraordinarias.

“No sé si fue una cuestión de improvisación o incompetencia o si, simplemente, fue que se doblegaron al chantaje de los controladores”, se preguntó.

Cuando el actual Gobierno trató de acabar con estos privilegios, se iniciaron una serie de rondas negociadoras que culminaron en el plante masivo, que no fue “un episodio aislado, sino la culminación de un largo proceso de sucesivas amenazas, chantajes, actuaciones irregulares y coactivas”.

Añadió que la “teoría de la provocación” por regular las horas de actividad aeronáutica el mismo día que comenzaba el puente “no se sostiene”, ya que este decreto era “lo que menos les importaba”.

Blanco dijo que cuando concluya el estado de alarma -en principio el día 15 de enero- se intensificarán las conversaciones con los controladores, pero que si el 31 de ese mes no se ha llegado a un acuerdo habrá que adoptar otras decisiones “en relación con la negociación colectiva”.

Además, entre las medidas que se adoptarán, el ministro anunció la liberalización parcial de 13 torres de control que se sacarán a concurso para nuevos proveedores distintos a Aena en “las próximas fechas”, y del resto a partir de 2012.EFE

COMPARTIR

1 Comentario

  1. Increible. Nos toman por subnormales: proponen que sIgamos un mes más de estado de alarma para garantizar que “todo vuelve a ser exactamente igual que antes del 3 de diciembre”… Para volver a la misma situación que engendró el caos. ¿Y todo eso para que los españoles, al borde del cataclismo económico, nos podamos (¿Pero alguien puede?) ir de vacaciones en avión…?

    Mauricio Patapalo

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.