Flaquer implica al Govern de Matas en el caso Gürtel

El diputado balear del PP y ex conseller de Turismo Joan Flaquer ha afirmado hoy al juez del “caso Ibatur” que Presidencia del Govern balear le ordenó recibir a la empresa Over Marketing, relacionada con el “caso Gürtel”, aunque ha añadido que no cree que lo hiciera “directamente” el ex presidente Jaume Matas.

Flaquer ha comparecido durante más de dos horas ante el juez Juan Ignacio Lope Sola, que investiga en este caso el supuesto desvío de fondos y cobro de comisiones en torno al Instituto Balear de Turismo (Ibatur), un organismo público dependiente de la Conselleria de Turismo, durante la pasada legislatura del PP.

“Nunca he tenido conocimiento de actuaciones delictivas y de cobro de comisiones alrededor del Ibatur”, ha afirmado Flaquer a los periodistas al finalizar su declaración, y ha añadido que está “muy tranquilo” y “satisfecho” de haber podido colaborar con la justicia.

Flaquer, que también está imputado en el “caso Palma Arena” de supuesta corrupción, ha respondido a preguntas acerca de varios aspectos del caso, entre ellos la contratación de la empresa vinculada a “Gürtel”, de la que Flaquer ha dicho que le llamaron del gabinete de Presidencia, “como tantas otras veces”, y le dijeron que la recibiera para una iniciativa de dinamizar algunos expositores de ferias.

Respecto a si él, como presidente de Ibatur que era, daba indicaciones de si contratar a determinadas sociedades que pudieran recibir un trato de favor, ha afirmado que solo si funcionaban bien y cumplían con sus compromisos. “Si una empresa va cumpliendo con los plazos y la calidad, efectivamente no veo motivos para cambiarla”, ha dicho.

Flaquer se ha desvinculado de los procedimientos de contratación, ya que ha alegado que no era su competencia sino de la asesoría jurídica, aunque ha reconocido que ahora, “sabiendo todo lo que hay”, prestaría más atención a este tema.

“Lamento que los controles que hubiera en Ibatur no fueran suficientes”, ha indicado al juez, y ha insistido en que él firmaba “basándose en la confianza” en los técnicos, puesto que le llegaban 200 documentos cada día.

“Lo único que pedía a mis colaboradores -ha aclarado- era que, cuando se me subiera la firma, fuera eso, solo firma. Firmaba confiando en el normal funcionamiento de todos los departamentos de Ibatur. Nunca nadie me advirtió de que se hicieran cosas irregulares, ningún funcionario ni nadie”.

Respecto a si tenía conocimiento de las auditorías que se realizaban, ha dicho que leía las que “decían lo de siempre: que a veces no se cumplía la ley de contratos”, pero que lo hacía “por encima”.

Una parte de su comparecencia se ha centrado en las acusaciones que hizo en sede judicial el ex concejal del PP en Lloseta Felipe Ferré, sobrino político del ex presidente Jaume Matas, quien dijo que Flaquer le pagó una prima de 40.000 euros mediante facturas hinchadas por sus servicios de organizar un viaje a China.

El ex conseller ha indicado que “es absurdo” pensar que le compensara con dinero, algo que ha negado “rotundamente”: “Le manifesté a Ferré mi enhorabuena y mi satisfacción (por la organización del viaje), pero jamás ordené que se le pagara más o que se hicieran facturas falsas”, ha asegurado al juez.

Respecto a la vinculación de Ferré con Matas, ha dicho que “jamás” recibió ninguna indicación del ex presidente de que contratara a sus empresas, sino que, al igual que en el caso de Over Marketing, fue Presidencia la que le llamó para recibiera a Ferré.

Otro de los aspectos tratados ha sido el patrocinio del torneo de golf Mallorca Classic por parte de Match Golf y Pula Golf, con una aportación anual de 4,7 millones de euros entre 2004 y 2007 que, según la Fiscalía, no quedó debidamente justificada.

Flaquer se ha responsabilizado de la decisión de patrocinarlo, que, ha dicho, consultó con Matas, y la ha defendido alegando que fue una “promoción importantísima”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.