CAEB insiste en que hasta 2014 no se recuperará la economía balear

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) prevé que en el año 2012 comenzará a verse el crecimiento de la economía balear, si bien insiste en que la “recuperación efectiva” será en 2014.

Así lo ha asegurado su presidente, Josep Oliver, que ha manifestado que el próximo año se podría producir un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) balear del 0,6% tal y como pronostica el Govern balear aunque es “difícil”. Mientras tanto, la economía del archipiélago decrecerá este año un 1,2%, según la estimación de la CAEB.

La patronal empresarial ha presentado hoy su informe de coyuntura económica del tercer trimestre del año, que muestran muchos datos negativos sobre la evolución de la economía balear. Al menos, ha destacado el presidente Oliver, un signo positivo de 2010 es que los “signos económicos negativos están disminuyendo”.

Aunque hay muchos factores, uno de los “más preocupantes” de este año ha sido a repercusión de cuestiones externas a Baleares que han afectado a su economía como la erupción del volcán islandés y otras “erupciones” como el reciente cierre del espacio aéreo español después de que los controladores decidieran no acudir a sus puestos de trabajo.

Otro tema que preocupa a la patronal es la burocracia “lenta y farrogosa” de las administraciones públicas que ralentizan y dificultan el desarrollo de las empresas, por lo que se deberían adoptar medidas para que este proceso sea “ágil y si es posible, barato”.

En este contexto, Oliver ha mantenido que será “muy difícil” que la economía balear pueda generar empleo para los más de 92.049 parados que hay en las islas en el mes de noviembre; en parte porque ha llegado mucha mano de obra en los últimos años que ya no es necesaria y a causa del crecimiento vegetativo.

Aunque esa cifra es el récord histórico de parados en Baleares, no se llegará a los 100.000, ha señalado Oliver.

Entre las previsiones que recoge el informe destaca que este año la economía pitiusa será la única que crecerá gracias al turismo (0,4%), mientras que decrecerá en Menorca (-1,5%) y Mallorca (-1,4%).

Todos los sectores productivos caerán este año y el más crítico es la construcción (-5,3%), seguido de la industria (-1,8%), la agricultura (-1,2%) y los servicios (-0,6%).

El índice de confianza de los consumidores disminuyó en noviembre un 7%, aunque mucho menos que el desplome de 2009 del 54,6% del año anterior.

Entre los datos positivos figuran que de enero a noviembre la matriculación de vehículos ha crecido un 9,5% y un 1,3% el consumo eléctrico doméstico y un 2,3% el no doméstico.

En cuanto al turismo, el motor económico de las islas, entre enero y octubre ha crecido el número de pasajeros de tráfico aéreo (1,6%) y el gasto total de los turistas internacionales se cifró en 8.538 millones de euros, lo que supuso un mínimo crecimiento del 0,2%.

Otro de los asuntos por los que el presidente de la patronal ha mostrado su preocupación es la “muy elevada y muy preocupante” deuda pública de la Comunidad Autónoma, en concreto 4.528 millones de euros a finales del mes de junio, según datos del Banco de España.

Además, el déficit público de los seis primeros meses del año alcanzó los 563 millones, que es el 90% del déficit total presupuestado por el Govern para este año. Es decir, que Oliver teme que se continúe disparando. EFE

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.