El Hotel Valparaiso pagó 60.000 euros a la esposa de Matas porque se lo pidió el ex presidente

El dueño de la cadena Grupotel, Miquel Ramis, ha afirmado hoy al juez del “caso Palma Arena” que el ex presidente del Govern balear Jaume Matas (PP) le pidió que contratara a su mujer, Maite Areal, cosa que hizo y por lo que le pagó 60.000 euros en un año. Casos de corrupción en Baleares.

Este pago, han informado a Efe fuentes jurídicas, se realizó en 2007, año en que el matrimonio Matas se mudó a Estados Unidos, por lo que Areal, imputada en el caso, habría trabajado como relaciones públicas de un hotel de la cadena mientras residía en el extranjero.

Ramis ha declarado hoy como testigo ante el juez instructor de esta extensa causa de supuesta corrupción, José Castro, dentro de la pieza número 6, relativa a la contratación de la mujer de Matas por parte de Hotel Valparaiso S.L. (propiedad de Ramis) y de Martorell Asociados S.L.

Durante su declaración, Ramis ha reconocido que Matas fue quien le pidió que contratara a su mujer, aunque ha negado haber recibido ninguna contraprestación a cambio por parte del ex presidente balear.

La contratación de Maite Areal se hizo, ha sostenido, de forma verbal y sin que constara contrato alguno, con el objetivo de que llevara a cabo una función parecida a la de relaciones públicas del Hotel Valparaíso.

Por su trabajo, que según el hotelero duró un año, Ramis le pagó 60.000 euros, aunque parte de este periodo Maite Areal lo pasó en Estados Unidos, adonde se mudó con Matas después de las elecciones autonómicas de mayo de 2007.

El hecho de que no se firmara ningún contrato y de que Areal cobrara del hotelero por un trabajo que debía realizar en España cuando vivía en el extranjero hace sospechar a los investigadores que el pago no se correspondió a esta labor.

Esta no es la única contratación dudosa de Areal que investiga el juez Castro, quien también indaga el pago a la mujer de Matas de unos 25.000 euros en 2005 -Matas presidió el Govern de 2003 a 2007- como empleada de la empresa Martorell Asesores.

El “caso Palma Arena” investiga una supuesta trama de corrupción en torno a la construcción del velódromo palmesano, que costó más del doble de lo presupuestado, durante la pasada legislatura del PP y está dividido en 25 piezas diferentes.

En él se indagan, entre otras cuestiones, el supuesto incremento irregular del patrimonio de Matas durante la pasada legislatura, así como la presunta financiación ilegal del PP con ocasión de la campaña electoral de 2007. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.