Los nuevos televisores, las tabletas y las redes sociales

La renovación del parque de televisores por el apagón analógico y el mundial de fútbol, los exitosos desarrollos tecnológicos de Apple (iPad e iPhone) y Google (Android), junto a la extensión imparable de las redes sociales, han marcado el año tecnológico en España.

Como es tradicional, el mundial (junio-julio) animó el mercado de televisores, que contó como ayuda extra con el apagón analógico, acicate para que los usuarios cambiaran sus aparatos y optaran por los últimos modelos, algunos con alta definición, 3D o Internet.

Este hecho, unido a la subida del IVA en julio, se tradujo en un incremento del 60 por ciento en la venta de televisores en el primer semestre, mientras que el segundo fue de recesión.

El mundo de las pantallas tuvo su particular revolución en enero, cuando Apple presentó su tableta, iPad, un nuevo concepto que reúne lo mejor del iPhone junto con una pantalla táctil de mayor tamaño; un aparato que amenaza ya el incipiente desarrollo del lector electrónico, ya que permite la lectura de e-books.

A lo largo del año, otros fabricantes se fueron sumando a la propuesta de Apple, con dispositivos que van de 7 a 10 pulgadas.

Frente al sistema operativo de Apple se posicionó el de Google, Android, hasta el punto de que muchos fabricantes han retrasado su salida de tabletas hasta el primer trimestre de 2011 a la espera de la versión específica de Google para este dispositivo.

El formato tableta se vislumbra como el principal competidor de los ultraportátiles, que han sido el gran motor del mercado de ordenadores. Sin ellos, el sector habría caído por primera vez en su historia.

Este año ha sido también el del gran despegue del smartphone o teléfono inteligente, que ha crecido de la mano de las tarifas planas de datos ofrecidas por las operadoras de telecomunicaciones.

A pesar de que las operadoras defienden un sistema tarifario ligado al uso de las redes, han seguido innovando con tarifas más atractivas ante la tremenda competencia en el sector.

Los nuevos smartphones son táctiles y multimedia, y cuentan con distintas tiendas de aplicaciones, tanto de fabricantes como de operadores, en las que se pueden obtener desde los vídeojuegos, música, vídeos, libros electrónicos y todo tipo de software.

También aquí Apple ha vuelto a marcar el paso con la salida del iPhone 4, abierto por primera vez a todos los operadores. La polémica sobre los defectos de cobertura de su dispositivo no ha desanimado a sus seguidores.

No obstante, el Android, de Google, se ha consolidado como el sistema operativo del futuro, superando ya al iPhone en ventas en EEUU.

Además, el teléfono móvil de bajo coste ha llegado al mercado y lo ha hecho de la mano del gigante chino Huawei, que continua así su entrada en distintos sectores tecnológicos.

El desarrollo de la telefonía móvil, que anuncia ya velocidades de más de 40 megabits por segundo, ha confirmado que estas redes serán las más utilizadas para la conexión a internet.

Dentro de internet, las redes sociales han seguido creciendo, especialmente en España, y tienen ya un puesto de lujo dentro de los teléfonos inteligentes, que son capaces de actualizarlas instantáneamente y de integrarlas en una sola bandeja.

Las redes sociales se han convertido en uno de los medios de comunicación más importantes, fundamentalmente entre los jóvenes: los adolescentes se decantan por la española Tuenti -adquirida este año por Telefónica- y los de más edad por la estadounidense Facebook.

El uso de YouTube entre particulares y empresas sigue creciendo y el microbloggin Twitter se ha convertido en la piedra de toque de empresas, políticos y periodistas, que dan las últimas novedades en 140 caracteres.

Para las empresas empieza a estar muy claro que las redes sociales son el instrumento de publicidad y de comunicación con sus clientes. EFE / Ana Gamazo

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.