Zapatero califica su política de “progresista” y el PP le tacha de antisocial

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha calificado hoy de “socialdemócrata y progresista” su política social incluso en época de crisis, frente a las críticas del PP, que ha aprovechado la última sesión de control al Gobierno del año para recriminarle los recortes sociales del año.

El líder del PP, Mariano Rajoy, y su portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, han alineado sus intervenciones en el pleno del Congreso para acusar al Gobierno de ser “el más antisocial” de la democracia y exigirle aclarar si habrá más recortes, pregunta que ha quedado sin respuesta.

Los encargados de responderles han sido Zapatero y el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, quienes han esgrimido el incremento del gasto social en un 40 por ciento desde 2004 para rebatir los ataques de los populares.

En opinión del jefe del Ejecutivo, la seña de identidad del Gobierno socialista es que en época de bonanza impulsa “grandes avances” y que, en etapas de “dura crisis económica, austeridad y ajuste”, mantiene “en lo esencial” su política social.

Sin embargo, para Rajoy, la política del Gobierno se caracteriza por “improvisar mucho, carecer de un plan y pensar única y exclusivamente en el corto plazo”, generando desconfianza dentro y fuera del país.

Tras recordar que se ha duplicado el número de parados durante su mandato, ha acusado a Zapatero de haber gobernado “por sorpresa, usando y abusando del decreto-ley” y presentando un nuevo paquete de medidas “cada dos o tres meses” para suprimir de la deducción de 400 euros del IRPF, bajar el sueldo de los funcionarios, liquidar el cheque bebé o congelar las pensiones.

En este contexto ha preguntado a Zapatero si tiene previsto hacer más recortes, en qué van a consistir y cuándo: “es el mínimo derecho que tienen los ciudadanos”, le ha advertido.

Zapatero ha respondido con los “avances sustanciales” que ha registrado el Estado del bienestar desde 2004: “con ustedes no se puede discutir de política social, sencillamente porque no la hubo en los ocho años de gobierno del PP”, le ha dicho a Rajoy.

“Nada de improvisación, coherencia y avances en políticas sociales aún con las dificultades”, ha insistido tras destacar, como ejemplo, que en los restrictivos presupuestos del año que viene la educación supondrá un 5 por ciento del PIB.

Ha recordado además que las becas han subido un 80 por ciento desde 2004; que las partidas para sanidad han aumentado en un 40 por ciento y que hay 700.000 personas atendidas por la ley de dependencia, programa que tenía “cero ayuda” con los gobiernos del PP.

Prácticamente los mismos datos que ha presentado Rubalcaba para responder en el pleno a Sáenz de Santamaría, quien ha pronosticado que la salida social del PSOE para la crisis será “la salida de los socialistas de la Moncloa”.

El vicepresidente primero, tras recordar que todos los gobiernos de Europa han hecho ajustes en sus políticas de gasto, ha aprovechado la pregunta para criticar la aplicación de la ley de dependencia que están llevando a cabo los gobiernos de Francisco Camps y de Esperanza Aguirre en la Comunidad Valenciana y en Madrid.

“Con crisis o sin crisis, ustedes son o están en su verdadera naturaleza en la política social y eso no lo arreglan preguntando por la mía, que es muy sólida”, ha zanjado Rubalcaba.

Frente a sus acusaciones, la portavoz popular ha considerado a Rubalcaba “un político sin principios”, lo que habría de descartarle como sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero y lo que probaría, a su juicio, que el PSOE “ha renunciado a cualquier principio” y no merecería seguir en el Gobierno.

“Si el Gobierno es especialista en derechos sociales, usted -Rubalcaba- lo es en falsedades políticas”, le ha espetado. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.