Lorenzo, Elías y Márquez, encabezan el año de oro en la década prodigiosa

Jorge Lorenzo, Toni Elías y Marc Márquez encabezan la representación de lo que se podría resumir como el año de oro del motociclismo español dentro de la década más prodigiosa en este deporte.

Sus tres títulos mundiales, los más sonados, con todo, no fueron los únicos, pues por primera vez un español logró el máximo galardón del orbe en una especialidad tan complicada como el motocross, en donde Carlos Campano se proclamó campeón del mundo de MX3.

Nunca hasta la fecha tres españoles habían conseguido imponerse en todas las categorías del campeonato del mundo de velocidad, algo que hicieron Jorge Lorenzo, en MotoGP, Toni Elías, en Moto2 y Marc Márquez en los 125 c.c., pero es que a sus éxitos hubo que unir también los subcampeonatos de Dani Pedrosa, Julián Simón y Nicolás Terol, respectivamente.

Antes, en 1988 y 1989, se había logrado el título en tres de las cuatro categorías que formaban el calendario del campeonato del mundo, pero nunca hasta ahora se había logrado en todas las cilindradas en disputa, un hecho difícilmente repetible en un futuro inmediato.

Sobre ellos se podrían escribir centenares de páginas de sus gestas deportivas a lo largo de toda la temporada, si bien para resumirlas todas ellas en una se podría recordar la remontada del joven Marc Márquez en Portugal.

Márquez, de 17 años, sufrió una caída en la vuelta de formación de la segunda parte de la prueba, que se tuvo que detener por la lluvia, y ésta condicionó su rendimiento pero, aún así, fue capaz de salir desde la última plaza para lograr la victoria.

La superioridad de Jorge Lorenzo en MotoGP fue clara y son muchos los que en el campeonato del mundo piensan que aunque no se hubiese lesionado Valentino Rossi (sufrió una rotura de tibia y peroné en los primeros entrenamientos de la pista italiana de Mugello), el título habría seguido siendo para el español.

Lorenzo, de 23 años, encadenó una racha espectacular, con nueve victorias de dieciocho posibles, el cincuenta por ciento de las carreras, y con récord de puntos incluido, además de ser el único piloto que acabó todos en todos los grandes premios del año.

Toni Elías, de 27, tuvo que pelear algo más por el título en la recién creada categoría de Moto2, en la que se produjo el hecho luctuoso de la temporada con el fallecimiento del japonés Shoya Tomizawa durante la disputa del Gran Premio de San Marino, en el circuito de Misano Adriático, que golpeó con fuerza el corazón de todos los aficionados al motociclismo por la proverbial simpatía del joven nipón.

Marc Márquez tardó algo en coger el ritmo, pero cuando lo hizo con su primera victoria en Mugello, encadenó cinco triunfos consecutivos y aún sumó otros cinco más en lo que quedaba de campeonato.

Su título no lo pudo celebrar hasta la última carrera, en la que sólo el también español “Nico” Terol, de 22 años, podía matemáticamente arrebatarle tal privilegio, pero éste se tuvo que conformar con la segunda plaza en el campeonato.

Además de los de velocidad, durante 2010 se consiguieron nueve títulos mundiales más en especialidades de motociclismo de fuera de carretera, como el de Carlos Campano (motocross), o los de Toni Bou (trial), tanto al aire libre como en pista cubierta, el de Laia Sanz (trial), el de Marc Coma (Rallys), los de los equipos de trial, tanto masculino como femenino, o el de Enduro júnior.

En resumen, un año de oro en una década del motociclismo español auténticamente prodigiosa. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.