Manacor proclama “hijo predilecto” a Rafa Nadal, su residente más famoso

El tenista balear Rafa Nadal, número uno del mundo y el más joven en completar un Gran Slam, ha sumado un nuevo reconocimiento a su brillante carrera deportiva al ser nombrado hijo predilecto de la ciudad de la que es el residente más famoso, Manacor.

Poco antes, Nadal, junto a la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, había estampado su firma en el libro de honor de apoyo a la candidatura de la Serra de Tramuntana mallorquina como Patrimonio Mundial de la Unesco, como ya lo hicieron el pasado mes de octubre los Reyes y los Príncipes de Asturias.

El ayuntamiento de la localidad malloquina, situada a unos 60 kilómetros de la capital, Palma, nombró a Nadal hijo predilecto tras un pleno de la corporación municipal, que modificó su reglamento interno para que el ganador en 2010 de los torneos de Australia, Roland Garros, Wimbledon y el Open de Estados Unidos, recibiera esa distinción.

Centenares de manacorenses celebraron con Nadal y su familia, entre ellos, sus padres, abuelos y su tío y entrenador, Toni, la concesión de un honor, plasmado con un diploma acreditativo y una insignia de la ciudad, reservada a muy pocos.

El alcalde Antoni Pastor fue el encargado de nombrar a Rafa Nadal hijo predilecto, “el máximo honor en vida al que puede aspirar alguien nacido en Manacor”, recordó.

“Es una distinción que me llena de satisfacción y orgullo”, dijo Nadal, a quién veneran en esa localidad, hasta ahora conocida por sus industrias bisutera, de muebles y turística, pero que de cuya existencia en el mapa son ya capaces de capaces de reconocer, sin duda alguna, miles de aficionados de todo el mundo.

“Nadal ha hecho más por la imagen y promoción de Manacor que cualquier campaña publicitaria pagada a precio de oro”, ha resumido un eufórico vecino de “en Rafel”, como le conocen sus vecinos.

El mejor tenista del mundo se siente apreciado en su tierra y siempre regresa. Pero ese sentimiento es recíproco, ya que sus paisanos se conocen de memoria su carrera, vibran con sus triunfos y los celebran como propios en pantallas gigantes expuestas en zonas estratégicas del caso urbano de Manacor. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.