Unas 1.000 personas se manifiestan en Palma contra el aumento de la edad de jubilación

Entre 500 y 1.000 personas se han manifestado hoy en Palma contra el aumento de la edad de jubilación, convocados por los sindicatos CCOO UGT y STEI-i con el lema “No a la jubilación a los 67 años. Para recuperar derecho y defender el Estado social”.

Con eslóganes como “Zapatero, queremos tu pensión””, la marcha ha arrancado pasadas las 11.30 horas de la plaza de España de la capital balear, y ha transcurrido por la calle Olmos, la Rambla y el paseo del Borne hasta la plaza de la Reina, donde se han leído varios manifiestos.

En la protesta han participado los secretarios generales de CCOO, UGT y STEI-i, Katiana Vicens, Lorenzo Bravo y Biel Caldentey, respectivamente, así como el secretario general del PSM, Biel Barceló, y la consellera balear de Asuntos Sociales, Fina Santiago.

Los tres representantes sindicales han denunciado, en declaraciones a los periodistas, la acción del Gobierno en la política de pensiones, y han coincidido en apoyar una convocatoria de huelga general si la intención de ampliar la edad de jubilación sigue adelante.

“Por mí (la haría) mañana mismo, lo veo más claro que el agua, creo que tenemos que hacer una huelga general en toda Europa”, ha afirmado Bravo, quien ha asegurado que, si el Gobierno sigue adelante con sus planes, él es partidario de convocar una huelga general antes del 28 de enero, plazo que se ha dado el Ejecutivo para aprobar un posible decreto sobre las pensiones.

Ha justificado su postura recordando que una de las cosas por las que se criticó a los sindicatos en la pasada huelga general del 29 de septiembre fue que reaccionaron tarde.

En cuanto a la asistencia a la movilización de Palma, que los sindicatos han cifrado en mil personas y responde a una convocatoria en ciudades de toda España, incluidas Mahón e Ibiza, ha reconocido que no está satisfecho y ha calificado de “muy preocupante” que la gente no acuda “a una llamada de estas características”.

“Creo que los trabajadores, la sociedad, todavía no sabe que la democracia está en peligro porque los mercados están marcándole el ritmo a los estados”, ha dicho Bravo, que ha añadido que el actual es uno de los momentos “más preocupantes de la clase trabajadora”, ya que, tras más de un siglo de lucha para conseguir un Estado social, “en cuatro meses quieren dilapidarlo todo”.

La secretaria general de CCOO en las islas ha coincidido con Bravo en apoyar una huelga general en el caso de que el Gobierno no cambie su postura.

“Las organizaciones sindicales no estamos dispuestas a permitir que este Gobierno apruebe una reforma de las pensiones que suponga jubilarnos a los 67 años de forma obligatoria para todo el mundo”, ha señalado Vicens, y ha precisado que se hará cuando se tenga “constancia absoluta” de que el Ejecutivo no abandona su pretensión.

Para Vicens, está “en manos” del Gobierno que se convoque o no una huelga general, porque, a su juicio, retrasar la edad a los 67 años “no ahorra nada a la caja”.

Respecto a la asistencia, ha opinado que “la gente está instalada en la resignación” y que “algunos piensan, equivocadamente, que esto va a pasar”.

Esto ocurre especialmente, ha remarcado, en los jóvenes que han nacido en democracia, quienes, en su opinión, “piensan que han nacido en un Estado social y de derecho que es inamovible”. “Esto lo lucharon otros antes de nosotros y a nosotros nos toca mantenerlo”, ha afirmado.

“Seguramente las organizaciones sindicales no lo hacemos todo bien, pero no estamos aquí para defender nuestros intereses personales, sino los intereses de todos”, ha concluido la representante de CCOO.

También ha apoyado una posible huelga general el secretario del STEI-i, quien ha opinado que con las políticas socialistas se está perjudicando a la sociedad: “Se está siguiendo una técnica progresiva de ir desmantelando el pequeño de Estado de bienestar que tenemos”, ha opinado.

El secretario del PSM, Biel Barceló, ha explicado por su parte a Efe que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero “ha pasado del consenso” en el tema de la edad de jubilación, lo que ha considerado “muy negativo” y que pone a los trabajadores en una situación de “indefensión”. EFE

1 Comentario

  1. Las banderolas gigantes de UGT y CC.OO. sirven para impedir que se vean las banderas y las pancartas de atrás (normalmente de empresas en lucha, colectivos y organizaciones pequeñas, partidos políticos,…), sólo quieren que se lea la pancarta de cabecera y sus siglas, por cierto que en Palma los de CC.OO también sacaban un globo enorme que llevaba de la mano Bene y que se lo llevó el viento después de la fiesta del último 1º de mayo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.