Los dos mejores del mundo se miden en dos exhibiciones con fines benéficos

Oficialmente, Rafa Nadal y Roger Federer se han enfrentado en 22 ocasiones, con 14-8 para el español, pero esta semana lo harán dos veces más en partidos benéficos que servirán para cerrar sus respectivas temporadas.

Después del último duelo, en el O2 de Londres, donde Federer conquistó por quinta vez la Copa Masters, los dos amigos se reúnen de nuevo para ofrecer sendos espectáculos. Probablemente no serán duelos tan espectaculares como la final de Wimbledon de 2008, de cuatro horas y 47 minutos y de cinco sets, para muchos el mejor partido de la historia, pero el tirón que conlleva este “clásico del tenis” ha hecho que en ambos emplazamientos no queden ya entradas.

El Hallenstadion de Zúrich será la primera cita de los dos mejores jugadores del mundo. El encuentro se denomina “Partido por África” y forma parte de los actos de la Fundación de Roger Federer, dedicada a promover el acceso a la educación, al deporte y a mejorar las condiciones de vida de niños en países donde no existen suficientes recursos.

“Siempre disfruto jugando con Rafa (Nadal) en grandes escenarios y es especialmente motivador cuando puedes hacerlo para ayudar a recaudar dinero para nuestras fundaciones”, ha señalado Federer, campeón de 16 torneos de Gran Slam.

Hoy lunes tendrá lugar una cena de gala en Zúrich con 350 invitados especiales. La organización espera recaudar un millón de francos suizos de la exhibición. Y en el mercado negro las entradas se cotizan ya a 500 francos. El cantante DJ Bobo amenizará los prolegómenos del partido.

A principios de este año Federer organizó exhibiciones en Australia y llegó a recaudar casi 500.000 dólares que se destinaron para ayudar a las víctimas del terremoto de Haití.

Hace unos meses, los dos jugadores rodaron un anuncio publicitario sobre esta exhibición de Zúrich, en la que las risas de Federer contagiaron a Nadal, y los dos sufrieron lo suyo para poder acabarlo. Finalmente podrán verse las caras en esta ciudad y al día siguiente ambos viajarán en un avión privado a Madrid donde el suizo devolverá visita y apoyo a Nadal.

Habrá una conferencia conjunta por la mañana en Torrespaña, un “clínic” de ambos para los niños en la pista central de la Caja Mágica, y a continuación un concierto de David Bisbal, que inaugurará el partido benéfico “Unidos por la Infancia”.

“La recaudación irá destinada íntegramente a una serie de proyectos que ya hemos puesto en marcha con distintos objetivos”, dijo Nadal al presentar la exhibición de la Caja Mágica en Madrid.

“Me siento un privilegiado y una persona afortunada que trabaja en lo que más le gusta. He tenido experiencias únicas viajando por el mundo y viendo muchas personas necesitadas de ayuda. Creo que este es el primer paso para poner en práctica nuestra ayuda a través de la fundación”, ha señalado Rafa en su página web.

La Fundación Rafa Nadal tiene como fin ayudar a niños y adolescentes con discapacidad o que proceden de ambientes más desfavorecidos. La madre de Rafa, Ana María, es la presidenta de esta organización.

El Centro Anantapur en la India, dentro del programa de la Fundación Vicente Ferrer, el proyecto ‘Más que tenis’ de Special Olympics España, y Aldeas Infantiles SOS serán los beneficiados de la exhibición de Madrid.

Además habrá una oportunidad para los aficionados para quedarse con un trozo de la pista en la que se dispute la exhibición de Madrid, superficie que será idéntica a la del Masters del O2, pues se dividirá en 35.000 pedazos de 13 por 17 centímetros que se guardarán en una caja de metacrilato que estarán firmados por Nadal, y que se pueden adquirir por 65 euros cada uno a través de la página web Fundación Rafa Nadal. También se ha creado una fila cero “Asiento Solidario” para donaciones a la Fundación de Nadal.

El partido de Madrid culminará con una cena de gala en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, con una actuación de media hora de Julio Iglesias y a la que tienen previsto asistir, tanto Nadal como Federer así como Carlos Moyá, Carolina Cerezuela, Mar Saura, Naty Abascal, Cari Lapique, y Vicente del Bosque, entre otros.

Después de esto, el balear comenzará a competir el 31 de diciembre en un torneo de exhibición en Abu Dhabi, donde de nuevo se encontrará con Federer, con el sueco Robin Soderling, y el checo Tomas Berdych, entre otros. Esta competición servirá de preparación para la primera gran cita del año, el Abierto de Australia (del 17 al 30 de enero).

Una nueva victoria del balear en Melbourne le haría escribir una nueva página en la historia del tenis, puesto que encarrilaría el triunfo consecutivo de los cuatro grandes del calendario. EFE.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.