Nadal y Lorenzo reciben la máxima distinción deportiva de Baleares

El tenista Rafa Nadal y el piloto Jorge Lorenzo han recibido hoy la máxima distinción deportiva de Baleares, el premio Cornelius Atticus, concedida a los dos deportistas con carácter extraordinario por haber dejado este año el pabellón de las islas “en la categoría de número 1”.

Así lo ha expresado el presidente balear, Francesc Antich, después de entregar a Nadal y Lorenzo sus respectivos galardones, cuyo jurado ha hecho en esta edición una excepción, ya que normalmente solo se conceden a la trayectoria veteranos deportistas.

Nadal, a quien su representante, Carlos Costa, ha presentado como “un gran deportista y mejor persona”, ha afirmado que para él es un “honor” recibir el galardón, y, especialmente, ha añadido, en su “casa” y con su “gente”.

“La verdad es que ha sido un año inolvidable”, ha afirmado el número uno del mundo y el más joven en completar un Gran Slam, quien ha recordado hace solo unos días, el pasado viernes, fue nombrado hijo predilecto de su ciudad, Manacor.

Nadal ha tenido palabras para Jorge Lorenzo y ha felicitado al número uno del mundo en MotoGP por su “gran temporada y los grandes años” que está dando a los baleares. “Ojalá siga igual siempre, mucha suerte”, le ha deseado, tras lo que ha dado las gracias al jurado del premio porque, ha reconocido, le hace “mucha ilusión”.

Antes de las palabras del tenista, ha hablado su representante, Carles Costa, quien ha alabado las virtudes de Nadal, en especial su “ilusión, pasión, amistad y humildad”.

“Detrás de un campeón excepcional como Rafael, es imprescindible encontrar una gran personalidad y persona”, ha afirmado Costa, y ha destacado su “amor incondicional por Baleares y, expresamente, por Manacor”.

“Si Rafael tuviese mano en la ATP, el calendario lo haría todo en las Islas Baleares”, ha bromeado Costa al respecto.

Al igual que Nadal, Lorenzo también ha reconocido en su discurso ante autoridades y representantes del mundo de la comunicación de las islas que para él es “gran honor” recibir esta distinción.

“Me siento, como siempre digo, orgulloso de pertenecer a las Islas Baleares, de ser mallorquín”, ha dicho el piloto, que ha admitido que también le provoca el orgullo de dedicarse al motociclismo y de pertenecer a Palma.

“Gracias, y espero recibir más premios como este porque querrá decir que seguimos haciendo las cosas bien”, ha concluido Lorenzo.

A Lorenzo le ha presentado su representante, Marcos Hirsch, quien ha recordado que hace tan solo ocho años, en 2002, el piloto de 23 años aún acudía “al gimnasio con la bolsa de Caprabo y sus camisetas dentro”.

El presidente balear ha reconocido, en su discurso de cierre del acto, celebrado en la sede del Ejecutivo de las islas, que este año se han entregado los premios a “gente muy joven” y no a veteranos deportistas con una carrera hecha, pero ha destacado que ambos llevan “una carrera extraordinaria y muy difícil de superar”.

“Han dejado el pabellón de las Islas Baleares muy alto, en la categoría de número 1”, ha señalado Antich, al tiempo que ha opinado que “es muy difícil tener en un territorio tan pequeño a tantos campeones del mundo juntos”.

Ha destacado, asimismo, los valores que ambos desprenden al incentivar la práctica del deporte. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.