Aprobadas la ley de IB3 y la de Salud Pública

En el último pleno del año y coincidiendo con las fiestas de Navidad, todos los partidos políticos han dado hoy su voto favorable para aprobar en el Parlament la Ley del Ente Público de Radiotelevisión de las Islas Baleares IB3 y la Ley de Salud Pública.

Primero ha sido debatida la ley de IB3, cuyo objetivo es la “despolitización” de este organismo público y el control de su presupuesto.

El debate de la ley, que los diferentes partidos llevaban meses negociando, ha deparado hoy una sorpresa de última hora ya que el PP ha planteado en el pleno una enmienda “in voce”.

Según la misma, el Parlament tendrá que elegir por mayoría de dos tercios al director general del ente y al resto de miembros del Consejo de Dirección, pero -y esta es la novedad-, de no poder llegar a un acuerdo al respecto en seis meses, finalmente podrá hacerlo por mayoría simple, tal y como estaba articulado hasta ahora.

El diputado más crítico con la enmienda de los populares ha sido Miquel Ángel Llauger, del Bloc, quien ha dicho que le ha provocado “perplejidad” y que, a su juicio, “pone fácil” al Govern de turno que “en seis meses haga ver que intenta llegar a un acuerdo” y, finalmente, nombre como director general a la persona que desee.

La enmienda transaccionada del PP se refiere al presupuesto de IB3, que se corresponderá, no al 1% del PIB balear como se proponía en un principio, sino a la media por habitante que las comunidades autónomas dedican a sus respectivas cadenas autonómicas, más un 12% por el factor de la insularidad -este último aspecto lo ha añadido Eivissa pel Canvi-.

Este presupuesto se podrá aumentar, según la ley, si así lo aprueban dos tercios de los diputados del Parlament balear.

Otra novedad es que el Consejo de Dirección de IB3 se elegirá por seis años, de manera que no coincida su mandato con una legislatura, un aspecto que el PP ha intentado cambiar pero que finalmente se ha quedado como estaba negociado en un principio.

A partir de ahora, IB3 tendrá además un Consejo Asesor de Contenidos y de Programación, órgano de participación social integrado por quince miembros elegidos por el Parlament por cuatro años y por mayoría de dos tercios.

Por otra parte, el Parlament ha dado el visto bueno hoy con el consenso de todos los partidos la Ley de Salud Pública de las Islas Baleares, que da respuesta a las necesidades sanitarias del siglo XXI de los ciudadanos de la comunidad autónoma, ha destacado el conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs, durante su intervención.

Esta ley supondrá “cambios profundos” en la política sanitaria y es un texto de futuro para mejorar la salud, ha dicho el conseller, que ha agradecido a todos los partidos las aportaciones que han realizado a la misma y su voto favorable.

Como novedad, ha subrayado el conseller, se encuentra la creación de la Agencia de Salud Pública de las Islas Baleares como un organismo autónomo cuyo fin será desarrollar la ejecución de las competencias de la comunidad autónoma en materia de salud pública.

Entre sus competencias se encuentra la planificación, el seguimiento y la evolución de las políticas de salud, así como la coordinación con los órganos correspondientes de la Administración autonómica y la cooperación con las administraciones públicas en el ámbito de la salud pública.

La diputada del PP, Aina Castillo, se ha felicitado por la inclusión de muchas de las propuestas que ha realizado este partido y que han permitido mejorar el texto de manera “importante”.

Entre las mismas figuran la regulación específica de la seguridad alimentaria, el reconocimiento de los derechos de los profesionales de Salud Pública al acceder a la carrera profesionales o la creación de un consejo asesor para fomentar la participación de los colegios profesionales.

Castillo ha manifestado que esta iniciativa no es una buena ley y, de hecho, podría haber sido “mejor”, si bien el Grupo Popular se queda con la positivo y no ha querido ser un “obstáculo” para su aprobación.

La ex consellera ha aprovechado su intervención para criticar la disminución del presupuesto de la Conselleria de Salud y Consumo en la presente legislatura.

Por otra parte, la Cámara legislativa ha pedido al Govern que paralice de “manera inmediata todas las actuaciones” relacionadas con la construcción del tranvía de la Playa de Palma, una iniciativa del PP que ha salido adelante con el apoyo de UM y a pesar del voto contrario de PSIB-PSOE y Bloc. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.