El Consell eliminará en enero 19 ART del Plan Territorial

La modificación del Plan Territorial de Mallorca (PTM) para eliminar las 19 áreas de reconversión territorial (ART) que implicaban desarrollo urbanístico se votará de forma definitiva en el pleno del 13 de enero, tras el acuerdo político de los diferentes grupos y a falta de un informe técnico.

Así lo ha anunciado la presidenta del Consell, Francina Armengol, durante la copa navideña con los medios de comunicación celebrada esta mañana tras el pleno extraordinario de la institución insular, en el que se ha aprobado la constitución de la Fundación Toni Catany – Centro Internacional de Fotografía y la tasa de basuras de 2011.

Armengol, acompañada de los miembros del equipo de gobierno y de los representantes del resto de partidos, ha recordado que la modificación del PTM, aprobada de forma inicial el pasado mes de junio, supone reducir el crecimiento urbanístico en 465 hectáreas vinculadas a las ART que se eliminan.

Las áreas eliminadas están en Cala Major; Palma Nova, Magaluf y Portals; Peguera; Puerto de Sóller; Cala Sant Vicenç; Can Picafort; Cala Ratjada; Cala Bona (Son Servera); Sa Coma-S’Illot; Cala d’Or; Playa de Palma y Can Pastilla: S’Arenal de Llucmajor; Cala Carbó-L’Ullal (Pollença); varios hoteles en Pollença, Sóller y Campos; Bonaire (Alcúdia); Sa Ràpita, y Son Crever (Marratxí).

La eliminación de estas áreas supone reducir las hectáreas de crecimiento asignadas a cada municipio, y las mayores disminuciones de territorio con posibilidad de urbanización respecto al Plan Territorial de 2004 afectan a Llucmajor (se reducen en 95 hectáreas), Palma (87 hectáreas), Campos (75 hectáreas) y Calvià (46 hectáreas).

De esta manera, de las 650 hectáreas de ART con posibilidad de urbanización que contemplaba el PTM de 2004, en el nuevo plan quedarán 185 hectáreas de crecimiento para todos los municipios.

La propuesta de modificación del PTM prevé también la creación de cinco ámbitos de intervención paisajística (AIP) en zonas donde es necesario mejorar el paisaje, en concreto en el entorno del Secar de la Real (Palma), Son Reus (Bunyola, Marratxí y Palma), el Torrent Gros entre Palma y Marratxí, la conexión entre Son Servera y Sant Llorenç y la antigua central térmica de Alcúdia.

A la aprobación inicial del PTM se presentaron 74 alegaciones, de las cuales se aceptaron algunas para aumentar el crecimiento en Calvià (pasa de 48 a 52 hectáreas), en Manacor (de 5 a 16 hectáreas) y en Pollença (de 2 a 13 hectáreas), así como para recuperar una parte de suelo de desarrollo urbano de Sa Ràpita.

Armengol ha considerado que el acuerdo político para aprobar la modificación del PTM “es una buena forma de acabar el año”. Este cambio en el Plan Territorial es además una de las muestras, ha indicado, del intento del equipo de gobierno de “avanzar hacia una Mallorca menos urbanizada y de más calidad, donde se ponga en valor el paisaje”.

El portavoz del PP en el Consell, Fernando Rubio, ha explicado a los medios que la modificación se hace porque había “inseguridad jurídica” en el tema de las ART.

Ha recordado que los grupos políticos están aún a la espera de recibir el último informe técnico de la Comisión Balear de Medio Ambiente y que, por tanto, “lo prudente” es no hacer todavía valoraciones políticas de la modificación.

Sin embargo, ha afirmado que su partido será “coherente hasta el último momento en que, si todo va bien, se presentará esta aprobación definitiva en el próximo pleno ordinario”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.