Mas es investido nuevo presidente de Cataluña

El Parlament de Cataluña ha investido hoy al líder de CiU, Artur Mas, como nuevo presidente de la Generalitat gracias al apoyo de los 62 diputados de su grupo, la abstención de los 28 del PSC y el rechazo de los 45 parlamentarios que suman los grupos del PPC, ERC, ICV-EUiA, Solidaritat y Ciutadans.

Tras siete años en la oposición, Mas se ha convertido en el presidente número 129 de la Generalitat y tomará posesión del cargo el próximo lunes, 27 de diciembre, en un acto solemne en el Palau de la Generalitat, después de que la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, se entreviste mañana en la Zarzuela con el rey Juan Carlos para comunicarle la decisión de la cámara.

El decreto de designación debe ser firmado por el rey y por el presidente del Gobierno, para luego ser publicado en el BOE y en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya.

Tras la votación, Mas se ha dirigido a los 135 diputados catalanes para expresar con algo de emoción su agradecimiento a sus predecesores en el cargo -Jordi Pujol estaba en el palco junto a la esposa de Mas y los tres hijos de ambos-, y ha subrayado que afronta la Presidencia como un “servidor” y no un “salvador” de Cataluña.

Luego, Mas ha saludado en primera instancia a José Montilla, aún presidente catalán en funciones hasta el lunes, y ha proseguido durante un buen rato con los saludos en el propio hemiciclo.

El PSC ha accedido finalmente a facilitar la investidura de Mas gracias a la firma de un acuerdo público en el que se aseguran de que, en los grandes “temas de país”, CiU deberá contar con su consenso.

En su discurso de investidura, que ha superado en segunda vuelta y por mayoría simple, Mas ha alabado el “gesto positivo” del PSC y ha hecho un llamamiento al resto de grupos parlamentarios a “hacer piña” para “ayudar” al nuevo Govern a sacar a Cataluña de la crisis.

Mas ha hecho explícito su “agradecimiento especial” al PSC por permitir la “normalidad y continuidad institucional” y evitar que se eternice el ínterin postelectoral sin el nuevo gobierno.

En poco más de un cuarto de hora, Mas ha resumido punto por punto el acuerdo “lógico” entre los dos principales grupos de la cámara, pero sin embargo ha recalcado que el pacto no garantiza a CiU la “estabilidad” parlamentaria para toda la legislatura.

En esta línea, el presidente del grupo del PSC en el Parlament, Joaquim Nadal, ha recordado a Mas que su abstención no comporta “ninguna garantía adicional” de estabilidad parlamentaria.

“No hay pacto de ningún tipo a partir de mañana. Queda claro que los seis diputados que le faltan (para la mayoría absoluta) le siguen faltando”, ha sentenciado Nadal, que ha justificado la abstención del PSC por “responsabilidad política”.

El resto de partidos ha votado en contra de la investidura de Mas. La presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha expresado sus dudas de que en las cuestiones importantes Mas “pueda gobernar con el apoyo del principal partido que gobernaba hasta ahora (PSC) y que ha dejado el país como está”, y ha dicho que el presidente electo se equivoca al situar la independencia como “estación final”.

Sánchez-Camacho también ha recalcado las discrepancias entre CiU y PPC en materias como la lengua, y le ha instado a tener “el sentido de Estado” que ha dicho que tiene a menudo el líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida.

Por parte de ICV-EUiA, Joan Herrera ha indicado que su grupo hará una oposición firme y será “beligerante” contra el recorte de las políticas sociales, al tiempo que ha reclamado “unidad y ambición” ante sentencias que afecten al autogobierno o la lengua catalana.

El líder de ERC, Joan Puigcercós, ha lamentado que CiU no haya aceptado las propuestas que hubiesen posibilitado la abstención de ERC, mientras ha advertido que la sentencia del Constitucional sobre el Estatut “seguirá teniendo secuelas importantes”.

El líder de Solidaritat, Joan Laporta, ha señalado que a Mas “le falta liderazgo para llevar a Cataluña por la prosperidad”, además de mantener una “actitud derrotista” y de “falta de humildad”.

Desde Ciutadans, Albert Rivera ha afirmado que, tras el pacto CiU-PSC de investidura, “habemus sociovergencia de facto”.

La sentencia del Tribunal Supremo sobre el modelo lingüístico en la escuela catalana ha tenido su espacio en el debate, que Mas no ve en cuestión a pesar de las sentencias que ordenan a la Generalitat que el castellano sea también lengua vehicular en la escuela y que PPC y C,s le han instado a cumplir.

Por otro lado, el presidente catalán aún en funciones, José Montilla, ha enviado una carta de despedida a los funcionarios en la que les pide que ayuden con su dedicación a Mas en una “continuidad institucional” que es un valor que “fortalece la democracia”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.