Armengol transmite a los mallorquines un “mensaje de confianza” en 2011

La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, ha destacado en su mensaje navideño que el año 2010 ha tenido un denominador común, el de “la persecución de la corrupción”, y ha alabado el “trabajo ejemplar” que ha desarrollado la Justicia en este sentido.

Armengol ha hecho en su discurso un repaso del año que acaba y también de la legislatura, ya que, según ha recordado, en 2011 se celebrarán elecciones tras un mandato “marcado por la crisis económica global”.

“Un año que comienza -ha señalado- después de doce meses intensos, que nos han puesto a prueba, especialmente a los trabajadores que han perdido su empleo o agotado las prestaciones sociales; a las empresas que han cerrado o reducido puestos de trabajo, y a las personas que han visto reducidos sus ingresos”.

Ante estas adversidades, ha transmitido a los mallorquines un “mensaje de confianza” porque, según ha asegurado, en 2010 se han conseguido, “desde la unidad, grandes éxitos para Mallorca”.

En este sentido, ha mencionado que la temporada turística ha sido positiva y que las expectativas para 2011 son mejores gracias a la recuperación de Alemania, y ha indicado que a pesar de que 2010 ha puesto “a prueba” a la sociedad y economía isleña,La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, ha destacado en su mensaje navideño que el año 2010 ha tenido un denominador común, el de “la persecución de la corrupción”, y ha alabado el “trabajo ejemplar” que ha desarrollado la Justicia en este sentido.

Armengol ha hecho en su discurso un repaso del año que acaba y también de la legislatura, ya que, según ha recordado, en 2011 se celebrarán elecciones tras un mandato “marcado por la crisis económica global”.

“Un año que comienza -ha señalado- después de doce meses intensos, que nos han puesto a prueba, especialmente a los trabajadores que han perdido su empleo o agotado las prestaciones sociales; a las empresas que han cerrado o reducido puestos de trabajo, y a las personas que han visto reducidos sus ingresos”.

Ante estas adversidades, ha transmitido a los mallorquines un “mensaje de confianza” porque, según ha asegurado, en 2010 se han conseguido, “desde la unidad, grandes éxitos para Mallorca”.

En este sentido, ha mencionado que la temporada turística ha sido positiva y que las expectativas para 2011 son mejores gracias a la recuperación de Alemania, y ha indicado que a pesar de que 2010 ha puesto “a prueba” a la sociedad y economía isleña, Mallorca ha superado el momento “con una convivencia armoniosa”.

Finalmente, ha considerado que los ciudadanos pueden estar satisfechos de la política llevada a cabo, porque ha sido “transparente, lejos de la corrupción”.

También ha señalado que en este tiempo el Consell ha dado ejemplo de unidad, sacando adelante con todas las formaciones políticas proyectos como la supresión de las áreas de reconversión territorial.

Han sido, ha reconocido, “meses complejos”, pero que han acabado “llenos de esperanza” gracias a la declaración del canto de la Sibila Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, fruto, a su juicio, del esfuerzo colectivo de los mallorquines por preservarlo y del “trabajo de siglos” de defensa de la memoria, la lengua y la identidad.

Respecto a la legislatura que finaliza, ha afirmado que la primera prioridad del Consell han sido las personas necesitadas, por lo que se ha doblado el presupuesto dedicado a ellas.

Ha recordado que se han reformado y construido centros de menores, se han aumentado las plazas de residencias para mayores y discapacitados y se han aumentado los salarios sociales.

Su segundo objetivo ha sido la inversión en obra pública para estimular la economía, con más de 40 proyectos por más de 150 millones de euros.

La tercera prioridad de la institución insular esta legislatura, ha indicado la presidenta en su mensaje, es provocar un cambio que diversifique la economía balear, con un turismo de más calidad en el que se valore el medio ambiente y el patrimonio.

“Por eso se debe potenciar todo lo que pone a Mallorca en el mundo”, ha afirmado, y ha puesto como ejemplo la finca pública de Raixa y el centro Ca’n Weyler, así como la candidatura de la Sierra de Tramuntana como patrimonio mundial de la UNESCO en la categoría de paisaje cultural.

“Una candidatura -ha señalado- para ser protagonistas de un mundo en cambio mediante lo más valioso que tenemos, y que además protege el medio ambiente, el patrimonio y nuestra historia. La Sierra es la comunión del hombre con la naturaleza. Es un símbolo de nuestro modelo de futuro, basado en potenciar y exportar lo que nos diferencia”.

Así, Armengol ha insistido en que solo con políticas sostenibles y “con más autogobierno para conseguir mejores servicios” Mallorca tendrá peso en la economía global. EFE.

Finalmente, ha considerado que los ciudadanos pueden estar satisfechos de la política llevada a cabo, porque ha sido “transparente, lejos de la corrupción”.

También ha señalado que en este tiempo el Consell ha dado ejemplo de unidad, sacando adelante con todas las formaciones políticas proyectos como la supresión de las áreas de reconversión territorial.

Han sido, ha reconocido, “meses complejos”, pero que han acabado “llenos de esperanza” gracias a la declaración del canto de la Sibila Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, fruto, a su juicio, del esfuerzo colectivo de los mallorquines por preservarlo y del “trabajo de siglos” de defensa de la memoria, la lengua y la identidad.

Respecto a la legislatura que finaliza, ha afirmado que la primera prioridad del Consell han sido las personas necesitadas, por lo que se ha doblado el presupuesto dedicado a ellas.

Ha recordado que se han reformado y construido centros de menores, se han aumentado las plazas de residencias para mayores y discapacitados y se han aumentado los salarios sociales.

Su segundo objetivo ha sido la inversión en obra pública para estimular la economía, con más de 40 proyectos por más de 150 millones de euros.

La tercera prioridad de la institución insular esta legislatura, ha indicado la presidenta en su mensaje, es provocar un cambio que diversifique la economía balear, con un turismo de más calidad en el que se valore el medio ambiente y el patrimonio.

“Por eso se debe potenciar todo lo que pone a Mallorca en el mundo”, ha afirmado, y ha puesto como ejemplo la finca pública de Raixa y el centro Ca’n Weyler, así como la candidatura de la Sierra de Tramuntana como patrimonio mundial de la UNESCO en la categoría de paisaje cultural.

“Una candidatura -ha señalado- para ser protagonistas de un mundo en cambio mediante lo más valioso que tenemos, y que además protege el medio ambiente, el patrimonio y nuestra historia. La Sierra es la comunión del hombre con la naturaleza. Es un símbolo de nuestro modelo de futuro, basado en potenciar y exportar lo que nos diferencia”.

Así, Armengol ha insistido en que solo con políticas sostenibles y “con más autogobierno para conseguir mejores servicios” Mallorca tendrá peso en la economía global. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.