La tarifa eléctrica subirá un 9,8 por ciento

La tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que están acogidos 17 millones de hogares, subirá una media del 9,8 por ciento a partir del 1 de enero, mientras que la del gas natural, de la que disfrutan 6,5 millones de clientes, aumentará como promedio el 3,9 por ciento.

El Gobierno, que aprobó hoy las subidas a través de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, recalcó que el encarecimiento del recibo de la luz responde al aumento de los costes de la energía y recordó que la parte regulada de la tarifa eléctrica, la que fija el Ejecutivo, se ha congelado.

Los consumidores calificaron la decisión de “brutal tarifazo” y acusaron al Gobierno de “castigar” a las familias para beneficiar a las eléctricas, en tanto que Unesa, la patronal del sector, hizo hincapié en que los precios de la energía deben reflejar la evolución de los costes.

La subida de la tarifa eléctrica encarecerá en 3,2 euros al mes (38,4 euros al año) el recibo de la luz para los hogares acogidos a la TUR, según explicó el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, tras la reunión de la Comisión Delegada.

Aunque la subida media de la TUR será del 9,8%, hay que diferenciar entre la TUR sin discriminación horaria, que subirá el 9,98% y la TUR con discriminación horaria, que lo hará el 7,57%.

La TUR responde a la evolución de dos elementos: los peajes, que fija el Gobierno y que retribuyen conceptos como la distribución, el transporte o las primas a las energías renovables; y el coste de la energía, que se determina mediante subastas.

Según Marín, de la subida aprobada, cuatro puntos corresponden a las materias primas; tres puntos a los cambios en los hábitos de consumo, con más peso en las horas punta (en las que la energía es más cara) y tres puntos a las primas al consumo de carbón nacional.

Sobre la evolución futura de la tarifa, Marín dijo que el Real Decreto-Ley aprobado la semana pasada, que permitirá ahorrar más de 4.600 millones al sistema eléctrico en tres años, facilitará que no sean necesarias “subidas mayores” en las próximas revisiones.

El recibo de la luz no se incrementará en enero para los hogares acogidos al llamado Bono Social, unos tres millones (8 millones de personas). Esta tarifa, de la que pueden disfrutar los colectivos más vulnerables, no ha subido en 2009 ni en 2010 y tampoco lo hará en 2011, 2012 y 2013.

Pueden acogerse al Bono Social los consumidores con una potencia contratada inferior a 3 kilovatios en su primera vivienda, los pensionistas con pensiones mínimas, las familias numerosas y los hogares con todos su miembros en paro.

El Gobierno dará a conocer las ventajas del Bono Social a todos los potenciales beneficiarios, unos 5 millones de hogares (13 millones de personas).

La subida de la luz ha recibido numerosas críticas de los consumidores. El portavoz de CECU estatal, David Hurtado, dijo que el incremento es “intolerable”, “lesiona” los intereses de los consumidores y llega en el peor momento posible.

El director general de la OCU, José María Múgica, calificó la medida de “muy grave” y recordó que desde 2008 el incremento ha sido del 35,7 por ciento. Múgica expresó su temor a que ésta no sea la única subida en los próximos doce meses.

En la misma línea, FACUA indicó que el incremento de las tarifas eléctricas puede ser “muy superior” al 9,8 %, subida que calificó de “brutal tarifazo”.

Por parte de la CEACCU, su portavoz, Yolanda Quintana, calificó la subida de “muy grave” y dijo que es “inasumible” para los consumidores.

La FUCI mostró su oposición a la medida porque, dijo, supone un “ataque a las economías domésticas”.

Por último, la Unión de Consumidores de España insistió en la necesidad de implantar un modelo tarifario estable.

Con el mismo tono que los consumidores, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) subrayó que la subida de la luz supone “un nuevo golpe” para un colectivo que “ya arrastra serias dificultades”.

Por el contrario, la patronal eléctrica Unesa considera que la subida de la tarifa resulta indispensable si se quiere eliminar en 2013 el déficit tarifario (diferencia entre los ingresos y los costes del sistema), que superará al cierre de este año los 20.000 millones.

En el caso del gas natural, la llamada TUR 1, equivalente a un hogar sin calefacción de gas, subirá el 4,14%, unos 0,56 euros al mes, mientras que la TUR 2, que usan hogares con calefacción de gas, se incrementará el 3,87%, en torno a 1,66 euros mensuales.

Además de la energía, también sube el transporte. Las tarifas de los trenes de alta velocidad (AVE) y larga distancia subirán el 1 de enero el 2,3 %, en tanto que los billetes de cercanías y media distancia se incrementarán el 3,1 %, según informó Renfe.

Los billetes del nuevo AVE Madrid-Valencia no subirán porque su tarifa ya preveía el IPC de 2011.EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.