El Govern destina 24 millones de euros a promover el empleo de 10.000 parados

El presidente del Govern, Francesc Antich, ha anunciado hoy la puesta en marcha a partir de febrero de dos programas de impulso de la ocupación para parados jóvenes y de larga duración, y otro de promotores del empleo, que se prevé que tengan 10.000 beneficiarios y un coste de 24 millones de euros.

Antich ha presentado en una rueda de prensa el paquete de medidas dirigidas a dos de los colectivos que más han padecido los efectos de la crisis y que el Govern considera “especialmente preocupantes” como son los parados mayores de 45 años que han agotado las prestaciones y los jóvenes sin formación.

La consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, ha destacado que Baleares es la primera comunidad en adoptar medidas desde que el Gobierno central anunció las supresión a partir de enero de la ayuda de 420 euros a los parados sin prestación.

El Govern implantará también un programa adicional de diez promotores de la ocupación que tendrán por objetivo “acercarse a las empresas y adaptar las capacidades de las personas desocupadas a los nuevos perfiles profesionales que demandan”.

Antich ha subrayado que las tres líneas de actuación para parados de larga duración, jóvenes y empresas, incorporan la formación como “ingrediente imprescindible” con la intención de responder simultáneamente a los problemas coyunturales derivados de la crisis, pero también a las dificultades estructurales del mercado laboral balear.

“Todas las medidas están entrelazadas con formación y están dirigidas a que toda esta gente pueda obtener un puesto de trabajo rápido y a la vez a vencer programas estructurales que tenemos por falta de formación”, ha detallado Antich.

El presidente balear ha destacado la importancia de acometer estas medidas, cuando el Govern prevé que la economía balear crezca un 0,6% en 2011. “Es un comienzo y debe ir acompañado de políticas activas para formar a los trabajadores para sacarlos del paro”, ha reclamado.

Ha defendido la necesidad de “no quedar en las políticas pasivas de meras subvenciones, sino una apuesta de políticas activas que respondan a la coyuntura actual y a la estructural”.

Antich ha realizado un llamamiento a la implicación de las empresas en estas líneas de actuación con las que el Govern “crea los instrumentos” para facilitarles que dispongan de los trabajadores “que realmente necesitan” y se compromete a formarlos.

La consellera de Trabajo ha detallado los programas de ocupación, de los que ha dicho que suponen “un compromiso vivo y activo del Govern con la lucha contra el paro, el área donde más difícil es salir de la crisis”, a la vez que se proponen dar respuesta a los retos estructurales de la economía balear y crear ocupación de más calidad.

El programa de reactivación laboral se destina a parados de larga duración que han agotado las prestaciones, con prioridad para los mayores de 45 años y quienes tengan cargas familiares. Se prevé que llegue a 4.000 beneficiarios y contará con una inversión de 20 millones, aunque Barceló ha admitido que se estima que puede haber unas 8.000 personas en esta situación en Baleares.

Se divide en dos líneas de actuación, la primera de las cuales es el plan “Reincorpórate” que supone promover contratos de 6 meses por parte de las corporaciones locales con formación, para que los parados de larga duración tengan una mayor ocupabilidad al acabar el contrato. Tendrá 3.000 beneficiarios y un coste de 14 millones.

El plan “salario de inserción”, también para quienes han agotado las prestaciones, supone que el Govern pagará un salario del 85% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), que en la actualidad es de 452 euros mensuales, para que los parados puedan formarse. Tendrá un coste de 6 millones y unos mil beneficiarios.

En cuanto al programa para jóvenes se subdivide en cuatro líneas de actuación, con 3,5 millones de euros de presupuestos para unos 3.000 beneficiarios. En opinión de Barceló, los jóvenes en paro puede suponer “el triple de esa cifra”, pero estos programas pueden implicar que se abra una puerta para su futura contratación.

El programa incluye incentivos para los contratos de formación y de prácticas, para la creación de contratos a jóvenes que eviten la extinción de puestos de trabajo por jubilación y para la transformación en indefinidos de los contratos a menores de 30 años.

En cuanto al programa de promotores de la ocupación, la consellera ha detallado que tratarán de poner en contacto a empresas y parados para aumentar la capacidad de contratación de los desocupados.

Barceló ha hecho referencia también a un futuro programa de microcréditos para jóvenes emprendedores, dentro del programa para autónomos, que se presentará en enero. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.