Jorge Lorenzo aboga por conservar el paisaje en su firma por la Serra

El piloto mallorquín de motociclismo y campeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo, ha aportado hoy su firma a la campaña de apoyo para que declaren la Serra de Tramuntana patrimonio de la humanidad y ha defendido la necesidad de conservar el paisaje y no construirlo.

“Todo lo que sea conservar algo de lo que nos sentimos orgullosos todos los mallorquines por una firma mía, que no me cuesta nada, yo encantado”, ha declarado a los periodistas el piloto, tras rubricar el documento que también han respaldado otras figuras del deporte como la alpinista vasca Edurne Pasaban, el actor Michael Douglas o la cantante Patty Smith.

Lorenzo ha lamentado el no haber podido disfrutar demasiado del paisaje de su tierra debido a los numerosos años de entrenamiento que ha tenido que pasar el piloto mallorquín, pero ha subrayado que con el paso del tiempo ha aprendido a valorar, cada vez más, este tipo de cosas.

A su juicio, la Serra de Tramuntana es “una de las cosas más bonitas” que tiene Mallorca y, en este sentido, ha subrayado la buena idea del Consell insular de iniciar una campaña en su defensa.

El joven piloto ha incidido en que el respeto por la naturaleza y la conservación de los bosques y del paisaje en general “es una iniciativa muy positiva” para evitar construcciones en lugares que son dignos de ser contemplados tal y como están, sin la huella de la mano del hombre.

“Yo pienso que tenemos espacio suficiente en Mallorca como para construir en cientos y miles de años sin tener que tocar la Serra”, ha defendido Lorenzo, quien pasará hoy su último día en Mallorca, donde ha estado haciendo entrenamientos de pretemporada en el hipódromo de Son Pardo.

Este recinto ubicado en Palma tiene, a juicio de Lorenzo, la mejor pista de tierra que conoce puesto que -al contrario de lo que es habitual en ese tipo de terrenos- carece de baches, de piedras y tiene una superficie muy plana.

Este tipo de pista permite derrapes prolongados con la moto y coger mucho control con el acelerador y el neumático trasero, ha explicado Lorenzo, quien ya busca un lugar similar en Barcelona.

A la ciudad condal viajará mañana y allí será donde pase el fin de año el piloto mallorquín, que empezará el 2011 con unas vacaciones en Punta Cana, con el fin de que en febrero pueda empezar ya con los entrenamientos en la moto grande.

Sus deseos para 2011: salud suficiente para poder entrenar al máximo nivel y mantener el título de campeón mundial que ostenta. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.