Antich: “Estoy convencido que durante el 2011 con el esfuerzo de todos conseguiremos doblegar esta crisis que afecta a tanta gente”

El presidente de Baleares, Francesc Antich, ha dedicado este año su discurso de fin de año a los parados y familias de las islas que están pasando más dificultades debido a la recesión económica y, tras desearles un año nuevo de esperanza, se ha mostrado convencido de que en 2011 Baleares doblegará la crisis.

“Estoy convencido que durante el 2011 con el esfuerzo y la unidad de todos, con la suma de energías de todos, conseguiremos doblegar esta crisis que afecta a tanta gente”, ha dicho el presidente, en un discurso de unos siete minutos centrados casi exclusivamente en la difícil situación económica que se prolonga desde 2007.

Antich ha reconocido que atrás queda un año 2010 “muy difícil, cargado de problemas”, pero ha subrayado que, si bien sus comienzos fueron “muy malos”, su cierre abre una puerta a la esperanza, “con unas previsiones de que 2011 habrá un crecimiento en positivo en Baleares”.

“Es una buena noticia porque crecer en positivo conlleva inmediatamente después el efecto de poder crear puestos de trabajo”, ha incidido Antich, quien ha matizado que la “remontada” económica para el año que viene será “humilde” pero que eso muestra que la comunidad está en el “buen camino”.

El jefe del ejecutivo balear ha querido remarcar, además, que ese futuro en positivo se producirá “gracias al esfuerzo de mucha gente: de familias, de trabajadores, de empresarios, de funcionarios, de toda la colectividad”.

Como prueba de ello, Antich ha remarcado que, en este año tan “complicado” que mañana se cierra, Baleares ha sido una de las comunidades autónomas que “ha dado más trabajo a su gente” y que se mantiene como la región con el número de emprendedores más alto de todo el Estado.

A su juicio, todas estas circunstancias hacen esperar que Baleares pueda ser una de las primeras comunidades en salir “sólidamente” de esta grave crisis económica.

Antich ha elogiado el trabajo realizado por su Govern en una legislatura marcada por la austeridad presupuestaria y una crisis “de caballo” y ha afirmado que sería “muy difícil” encontrar otra donde la administración autonómica haya hecho “tantas inversiones”.

Las áreas más favorecidas, según el presidente, han sido las vinculadas al bienestar de los ciudadanos, como sanidad, vivienda y, sobre todo, educación.

Unas inversiones que Antich ha justificado en la ausencia de iniciativa privada, golpeada por la crisis: “Cuando la iniciativa privada está parada quien ha de sacar pecho son las instituciones”, ha aseverado.

El trabajo del Govern continuará firme, ha asegurado Antich, que ha dicho que la “obsesión” de su equipo es que en esta comunidad autónoma “todos puedan vivir de una forma muy digna”, deseo ante el cual “el paro es un adversario y no fácil”, ha reconocido.

No obstante, Antich ha recordado que el Govern lleva tiempo tomando medidas para evitar que el paro gane la partida y, en concreto, ha mencionado las ayudas anunciadas esta misma semana orientadas a proteger a los parados de larga duración que ya no tienen prestaciones, a mayores de 45 años y jóvenes.

Unas medidas que se llevarán a cabo, según Antich, poniendo especial énfasis en el cambio de modelo económico, invirtiendo en I+D+i y no malgastando territorio.

“Estoy muy orgulloso de este país, de su gente, las Islas Baleares son mi compromiso, un compromiso que quiero compartir con todos vosotros y que vale la pena”, ha recalcado el presidente, que ha deseado a todos los ciudadanos un año nuevo de “éxitos”, “generoso” y “maravilloso”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.