Álvarez Cascos abandona el PP

Dos días después de que el Comité Electoral Nacional del PP no respaldara al ex vicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez-Cascos para la presidencia de Asturias, el que fue secretario general del PP y ministro en varios de sus gobiernos ha abandonado el partido “por dignidad personal”.

Tras 34 años de militancia, Cascos ha presentado su baja como afiliado en el PP mediante una misiva entregada personalmente en la sede del partido en Madrid.

Dirigida a Mariano Rajoy, en su carta Álvarez-Cascos señala que ha adoptado dicha decisión “al no recibir el amparo solicitado reiteradamente al órgano competente ante los menosprecios, descalificaciones e insultos que me dirigieron otros militantes, cobijados con el membrete oficial del PP de Asturias, impunemente, sin otro pretexto que el de haber manifestado mi disponibilidad para encabezar la candidatura a las próximas elecciones autonómicas”.

“Dejo el partido después de 34 años de militancia ininterrumpida, por razones de dignidad personal. La decisión es firme y las circunstancias que la justifican las conoces sobradamente”, explica a Rajoy en la misiva a la que en un primer momento tuvo acceso el diario “El Comercio”.

Además Cascos recuerda los insultos de los que fue objeto entre los meses de julio y octubre al ser calificado de “galáctico”, “sexagenario” y “terrorista callejero”.

También señala que los autores de los comportamientos denunciados “acaban de ser legitimados por ti y recompensados con el nombramiento que reclamaban, lo que no tiene precedentes, que yo recuerde, en la historia del partido”.

Nada más conocerse la noticia, el PP ha lamentado la decisión adoptada por Álvarez-Cascos y subraya que sus dirigentes siempre han reconocido públicamente la labor que ha realizado en esta fuerza política.

En un comunicado, el PP asegura que la solicitud de baja aún no ha sido recibida por la dirección del partido y destaca las “importantes responsabilidades” que Álvarez-Cascos ha desempeñado en la organización del PP y en los gobiernos de dicho partido.

Fuentes del PP dan ya por cerrado el “capítulo Cascos” y cierra filas en torno a Pérez Espinosa.

También lamentan los términos utilizados por Álvarez-Cascos en la carta exponiendo los motivos de su decisión y consideran que es “injustificada” la acusación de que la dirección nacional del partido puede haber actuado con “complicidad” para permitir esas acusaciones.

En declaraciones a EFE, Cascos ha eludido comentar su decisión, aunque si ha querido dejar claro que él mismo entregó hoy la carta dirigida a Rajoy al encargado de servicio en la sede del PP a las once de la mañana.

“La mentira tiene poco recorrido si se contrasta”, ha señalado a EFE.

Por otro lado, el PSOE ha reaccionado por boca de la vicecoordinadora y portavoz electoral del PSOE, Elena Valenciano, quien se ha mostrado convencida, en declaraciones a EFE, de que la baja que ha presentado Cascos “es un ejemplo más del lío” que reina en dicho partido.

“En el PP hay mucho lío, hay lío desde que (Mariano) Rajoy fue designado entre la vieja guardia, la nueva guardia, la guardia mediana…..tiene presiones clarísimas por todas partes”, ha señalado a EFE Valenciano.

A su vez, ha opinado que Cascos estaba “avalado” por el ex presidente del Gobierno José María Aznar y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Desde Oviedo, el portavoz de la Plataforma que apoyaba la candidatura de Álvarez-Cascos a la presidencia del Principado, Enrique Álvarez Sostres, ha advertido, en declaraciones a EFE, de que la decisión de Cascos puede ocasionar más ceses entre los militantes de este partido en Asturias.

La decisión tomada hoy por Álvarez-Cascos y la adoptada previamente por el comité electoral nacional del PP de no contar con él como candidato principal en la próximas elecciones autonómicas de mayo, tiene su origen en las desavenencias del ex ministro y el alcalde Oviedo, Gabino de Lorenzo, surgidas antes del pasado verano.

El alcalde, que apoyaba inicialmente la candidatura de Cascos, pasó a oponerse radicalmente a ella cuando, según las distintas versiones, éste le anunció su intención de remodelar la práctica totalidad de las juntas locales de Gijón y Avilés.

Tras ese desencuentro la guerra entre ambos se recrudeció y las posturas de la militancia popular en Asturias se han ido dividiendo en dos facciones lideradas por ambos políticos. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.