Baleares registra las tres primeras denuncias por la nueva Ley del tabaco

Baleares ha registrado hoy las primeras tres denuncias por fumar en zonas en las que está prohibido según la nueva Ley Antitabaco, que entró en vigor hace dos días durante los cuales los inspectores de la Conselleria de Salud han realizado más de 100 controles, de los que en 21 casos se detectaron deficiencias.

Según los datos facilitados hoy a EFE por la Conselleria de Salud, la mayoría de las deficiencias detectadas hacían referencia a la rotulación y a las máquinas expendedoras, mientras que las denuncias eran por fumar en un local de ocio nocturno y en dos bares.

Asimismo, en este tercer día de la nueva Ley se ha notado un aumento de las consultas, con un total de 30, en su mayoría de empresarios de la restauración que pedían información para adecuar la terraza a lo que dispone la ley o bien de particulares relativa a los lugares comunes de las comunidades de vecinos.

A pesar de que se han detectado ya los primeros incumplimientos, en general, el estreno de la nueva Ley está transcurriendo en las islas con normalidad y “con buen humor”, tanto por parte de los afectados como de los propietarios de establecimientos, según han informado a la Conselleria de Salud los propios inspectores.

La directora general de Salud Pública, Margalida Buades, ha explicado a EFE que ayer lunes se realizaron en las islas medio centenar de inspecciones y ninguna de ellas tuvo resultado negativo: “Eso quiere decir que los ciudadanos se están adaptando con normalidad”, ha incidido.

Los inspectores tampoco han reportado ninguna incidencia extraordinaria y han trasmitido a la Conselleria que su trabajo en estos primeros días no se está haciendo difícil como se podría esperar, a pesar de que el ser inspector “no es nada fácil”, ha comentado a EFE Buades.

Baleares cuenta con 70 inspectores y, aunque ninguno de ellos se dedica específicamente a vigilar el consumo de tabaco, todos han asumido las exigencias de la nueva Ley y las aplican en todas sus visitas e inspecciones, aunque sean por otras cuestiones como puede ser la seguridad alimentaria o la higiene de los establecimientos.

Para ellos, esta nueva Ley es una bendición ya que simplifica su labor con respecto a cuando se podía fumar en algunas zonas de los locales y en otras no.

“Ahora no se puede fumar en ningún establecimiento”, remarca la directora general de Salud Pública, que recuerda que esto es positivo porque el 70% de los ciudadanos no fuma y, dentro del otro 30%, “hay muchos que están de acuerdo” con limitar los espacios.

Aún así, Buades reconoce que, a medida que pasan los días, son más las dudas que asaltan tanto a particulares como a dueños de establecimientos que se dirigen a la Conselleria para aclarar en qué casos concretos hay excepciones, como puede ser un local que tenga un patio interior, en el que se aplica una cosa u otra en función de si está o no techado.

La Conselleria de Sanidad y su departamento de Inspección hacen una lectura positiva de estos primeros días, tanto en el grado de cumplimiento como en el comportamiento de los afectados por esta Ley: “Los ciudadanos lo están tomando a bien, los inspectores han trabajado con normalidad y nadie les ha increpado y el que haya denuncias supone que le gente sabe defender sus derechos”. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.