La mayoría de españoles cree que las pensiones y el paro empeorarán en 2011

El 62,3 por ciento de los ciudadanos cree que el sistema público de pensiones empeorará este año y el 49,8 por ciento teme que se agrave el problema del paro, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente a diciembre, hecho público hoy.

El estudio del CIS, elaborado entre el 1 y el 13 de diciembre, en plena crisis del euro y de la deuda soberana, apunta también que el desempleo es el principal problema de España para el 78,6 por ciento de los ciudadanos, lo que mejora la percepción que se tenía un mes antes, cuando era citado por el 79,5 por ciento.

La preocupación por los problemas de índole económica, sin embargo, se incrementa casi en cuatro puntos y es mencionada por el 52 por ciento.

Se deteriora además el concepto que tienen los españoles de la clase política, que es vista como un problema por el 19,3 por ciento de los encuestados, nueve décimas más que en el barómetro de noviembre.

La inmigración es el cuarto problema que más inquieta a los entrevistados y lo menciona el 13,8 por ciento, casi un punto menos que en noviembre, seguido de la inseguridad ciudadana, con el 8,3 por ciento, y el terrorismo de ETA, que experimenta un descenso destacado al caer casi cuatro puntos, hasta el 6 por ciento.

Muy pesimistas son los españoles sobre la situación económica de España, puesto que sólo el 3 por ciento piensa que es “muy buena” o “buena” frente al 77,4 por ciento que la tacha de “mala” o “muy mala”.

Y dentro de un año, la perspectiva se mantiene más o menos en la misma línea, ya que el 40,1 por ciento cree que se mantendrá igual, otro 35,7 por ciento piensa que empeorará, mientras que el 16,6 por ciento considera que será mejor.

También sube la cifra de quienes piensan que la situación política es “mala” o “muy mala”, hasta situarse en el 67,4 por ciento, tres puntos más que el mes anterior.

El temor a perder el empleo en los próximos meses ronda al 15,1 por ciento de los españoles, que lo ven bastante o muy probable, frente al 77 por ciento que lo estiman poco o nada probable.

De entre aquellos que están en el paro, casi la mitad (49,7%), no cree que encuentre un empleo en el próximo año, mientras que el 40,9 por ciento considera que será bastante o muy probable que esto suceda.

En esta ocasión, además de las preguntas fijas habituales, el CIS ha abundado en las expectativas que tienen los españoles para el año que acaba de comenzar, en el que el 40,5 por ciento piensa que las cosas le irán mejor este año, el 16 por ciento cree que le irán peor y el 33,8 por ciento considera que le irán igual.

Personalmente, al 54,9 por ciento de los encuestados las cosas le han ido “bien” o “muy bien” en 2010 y al 21,5 por ciento le han ido “mal” o “muy mal”.

El 44,2 por ciento de los ciudadanos presiente que 2011 será “un año lleno de incertidumbres”, mientras que el 39 por ciento ve que será bastante parecido a 2010 y sólo el 12,8 por ciento cree que estará “lleno de oportunidades”.

Más de la mitad de la población (51,3 por ciento) estima que hay que sacrificarse en el presente pensando en el futuro, aunque un 23,2 por ciento prefiere vivir al día porque el futuro es demasiado incierto; el 21,3 por ciento, en cambio, confía en el futuro “porque al final las cosas salen bien”.

Con la mirada en este ejercicio, el 69 por ciento se declara “mucho” o “bastante” preocupado, si bien también hay otro 52,3 por ciento asegura estar “mucho” o “bastante” esperanzado.

Además de las pensiones y el paro, los españoles también son pesimistas respecto a la seguridad ciudadana, la inmigración o la vivienda, pues son más quienes creen que empeorarán.

Sólo en uno de los parámetros consultados por el CIS triunfan los optimistas: el terrorismo, que para el 32,9 por ciento de los españoles irá mejor este año, en contraposición con el 17,6 por ciento que pronostica que irá peor.

Así las cosas, la lucha contra el paro es el principal objetivo de la sociedad española para los próximos años, junto con la necesidad de mejorar la competitividad de la economía. EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.