Satse denuncia las chapuzas de Son Espases

El sindicato de enfermeros Satse en Baleares ha emitido hoy un comunicado en el que critica que el conseller de Salud, Vincenç Thomàs, en lugar de pedir responsabilidades a la concesionaria del hospital Son Espases por sus deficiencias elogie un centro con roturas, goteras y sin grifos ni timbres de aviso.

Satse asegura que las papeleras son sustituidas por cajas de cartón en algunas plantas, hay habitaciones sin timbre de llamada para los enfermos, muchos rodapiés se han caído apenas días después de empezar a usar el centro, los lavacuñas no se pueden usar porque los desagües están rotos, hay habitaciones bloqueadas por goteras y las comidas no se pueden calentar porque saltan los enchufes.

Por todo ello, consideran cuando menos desacertadas las palabras del conseller durante su visita de reyes al hospital, en la que calificó al centro con un notable y achacó sus deficiencias a las habituales que hay en una instalación nueva de estas dimensiones, equiparándolas a un hotel o un aeropuerto.

“Ni a un hotel ni siquiera a las zonas públicas de un aeropuerto se le presumen el nivel de excelencia de un centro sanitario de referencia”, advierten los profesionales de enfermería de Baleares en su comunicado, quien aseguran que el problema “más grave” de todos es el desgaste de los trabajadores del centro.

Satse insiste en que Thomàs debería pedir responsabilidades a la concesionaria que entregó el hospital “en estas condiciones” y la suya propia por haber aceptado la recepción del centro con “tal déficit”. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.