Los hoteleros piden una reducción de plazas y un solo conseller en la próxima legislatura

La Federación Hotelera de Mallorca (FEHM) quiere que los partidos que concurran a las elecciones autonómicas se comprometan a aplicar un plan para eliminar las plazas turísticas obsoletas y a facilitar la estabilidad política para que en la próxima legislatura no haya cuatro consellers de Turismo distintos.

La presidenta de la patronal hotelera, Marilén Pol, ha hecho públicas hoy las propuestas que su organización planteará a los candidatos con el objetivo de superar la crisis del sector, que va más allá de la recesión que sacude el conjunto de la economía, como demuestra la continúa pérdida de rentabilidad en la última década.

Los hoteleros mallorquines plantean que es urgente definir los indicadores que caracterizan la “oferta obsoleta” y promover medidas legales para eliminarla, incluso mediante la expropiación forzosa de los establecimientos que no se adecúen a los estándares de calidad necesarios para modernizar el sector.

Pol, que ha eludido cifrar el número de plazas que deberían ser eliminadas, ha incidido también en la necesidad de que la Conselleria de Turismo incremente sus competencias y ha citado la sucesión de cuatro consellers desde 2007 como el aspecto más negativo de la presente legislatura.

En su balance de la política del actual Govern, la dirigente empresarial ha elogiado la ley para facilitar la reconversión de establecimientos desarrollada a partir del llamado “decreto Nadal”, ha censurado la inactividad de la comisión interdepartamental de turismo y el continuismo en las estrategias de promoción, y ha lamentado la inestabilidad en la Conselleria.

“Si nos acogemos a la rentabilidad durante esta legislatura, suspenderíamos”, ha evaluado Pol, para quien, al margen de la transferencia de la competencia de promoción al Consell de Mallorca, es preciso que el próximo Govern se plantee la política turística como el eje transversal básico de toda su actuación.

“La prioridad debe ser el turismo. Necesitamos una Conselleria con más competencias, más peso político y más dotación presupuestaria”, ha recalcado en rueda de prensa la presidenta de la FEHM, que cree que el impulso del sector turístico debe ser determinante en la gestión de áreas como el urbanismo, los transportes, el medio ambiente y la educación

En este sentido, ha reclamado mayor limitación del desarrollo urbanístico y una apuesta por las infraestructuras que puedan favorecer la desestacionalización y la mejora de la calidad de la oferta turística, como los campos de golf u otras instalaciones deportivas.

Además, la patronal hotelera aboga por la potenciación de los planes de reforma de áreas turísticas, la simplificación y reducción de las “cargas administrativas” que soportan las empresas, la actualización de la Ley General Turística y el impulso del programa de turismo social europeo.

Los empresarios hoteleros ponen el acento en la mejora del transporte aéreo, para lo que demandan que se supere el conflicto con los controladores, que se evite la privatización en el aeropuerto de Palma, que se aplique un modelo de cogestión en el que participen los sectores empresariales y que se promueva el establecimiento de “hubs” en Son Sant Joan.

Pol ha insistido en la importancia de que el próximo Govern balear dé preferencia a todas estas medidas, dado el “momento crucial” que atraviesa el sector hotelero mallorquín, que está “peor que hace cuatro años y mucho peor que hace diez”.

En apoyo de esta afirmación, la presidenta de la FEHM ha expuesto una serie de datos de la última década en los que se pone de manifiesto que, por la competencia de nuevos destinos del Mediterráneo y la obsolescencia de buena parte de la oferta, para contener la reducción de los ingresos turísticos ha sido preciso incrementar en más de un 20 por ciento el volumen de turistas.EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.