Mucha gente le pidió trabajo a Cerdó “pero que nunca contrató a nadie de UM”

La ex edil de UM en el Ayuntamiento de Palma y ex presidenta de Emaya Cristina Cerdó ha negado hoy ante el juez que instruye el caso “Maquillaje” cualquier intervención por su parte en la contratación de personas en las áreas que gestionaba y que las derivaba y recomendaba a otros departamentos.

Se ha desvinculado así de la acusación que la colocaba como parte implicada en la contratación irregular de personas a través de varias productoras subvencionadas por el Consell de Mallorca para trabajar para la campaña electoral de UM al alegar que desconocía la existencia de dichas empresas.

Cerdó, que hoy ha declarado como imputada ante el juez Juan Ignacio Lope Sola durante una hora ha admitido que los últimos tres años han sido “durísimos” por la cantidad de personas que han ido a pedirle trabajo, “de todos los partidos, de los hijos de los trabajadores, etcétera”.

Sin embargo, la ex regidora de Palma ha sostenido que ella no ha hecho gestiones para permitir trabajar a gente en Emaya, sino que simplemente ella les recomendaba que acudieran a los departamentos a los que se podía dirigir para encontrar uno u otro puesto de trabajo.

Normalmente los derivaba a Paula Cortés, su segunda en la concejalía de Medio Ambiente, coordinadora de área, porque, según Cerdó, conocía todos los requisitos de este departamento, mientras que si querían algo de Servicios Sociales, los derivaba a (concejal de Bienestar, Eberhard) Grosske, y así al resto de concejalías.

Cerdó ha insistido en que Paula Cortés era la que se ocupaba del día a día en Medio Ambiente y que la ex secretaria técnica insular de Vicepresidencia del Consell de Mallorca y ex directora general del IMFOF Eugenia Cañellas era la que se encargaba de organizar a la gente que deseaba colaborar con la campaña de UM.

A Miquel Oliver, propietario de una de las productoras investigadas (Video U), ha asegurado no conocerlo.

Cerdó ha estado “firme” y “segura” en su declaración, según han informado a EFE fuentes jurídicas presentes en la comparecencia, y ha negado toda vinculación a la contratación de Petra Verdú, una mujer que había trabajado para UM, que trabajó para el Ayuntamiento pero que estaba contratada por la productora Ambit Digital.

Paula Cortés, que también ha declarado hoy como imputada ante el juez Lope Sola, ha coincidido con Cerdó al señalar que desconoce qué es Ambit Digital y al asegurar que no contrató a nadie y al decir que no sabía que personas recomendadas desde su área estaban contratadas por esta empresa, como fue el caso de Petra Verdú.

Verdú, que había hecho en su día encuestas para UM, fue contratada por el IMFOF que dirigía Cañellas, no por Medio Ambiente, según Cortés, que apenas ha estado declarando ante el juez unos 20 minutos.

Cortés ha subrayado que tampoco hizo ninguna gestión para que Verdú trabajara en la empresa Actúa -firma que ganó un concurso público para informar sobre medio ambiente a las empresas de los polígonos de Can Valero y Son Castelló-, aunque sí ha reconocido que la informó de que buscaban gente sin cualificación.

La ex coordinadora de Medio Ambiente de Palma ha subrayado que como Cerdó era su jefa ella le comentaba siempre todos los cambios y proyectos que estaban en marcha en su área y la informaba de cómo iba todo.

Cañellas propuso a Jorge Mandado como gerente Illesport por “educado y capaz”

El ex conseller de Deportes del Govern balear, Mateu Cañellas, ha dicho hoy ante el juez que instruye el caso “Maquillaje” que proponía a gente que conocía para trabajar en el Consell de Mallorca y, en concreto, al ex presidente de la Casa Argentina Jorge Mandado por que era “educado, trabajador y capaz”.

Cañellas ha comparecido ante el juez Jose Ignacio Lope Sola durante algo más de una hora, ha reconocido que en el caso de Mangado, cuando lo recomendó para el puesto no sabía ni que estudios tenía, ni si quiera si tenía el Bachiller ni si había trabajado antes ni en qué.

Mandado fue efectivamente contratado y pasó a ocupar el puesto de gerente del Illesport, en sustitución de Eduardo Corbalán -quien fue despedido-, por el que cobraba 50.000 euros.

El ex conseller, que ha declarado como imputado en la causa con el fin de explicar su labor como director insular de Proyectos en la legislatura de 2003-2004 y aclarar una presunta financiación ilegal de su partido, UM, se ha mostrado “muy nervioso” ante el juez que, en más de una ocasión le ha tenido que llamar la atención, según han informado a EFE fuentes jurídicas.

No obstante, Mateu Cañellas se ha desvinculado de las presuntas contrataciones irregulares de personas en productoras financiadas a través del Consell y que en realidad, trabajarían para la campaña de UM, señalando a Eugenia Cañellas, la secretaria insular técnica de Vicepresidencia, área que dirigía el ex líder de UM Miquel Nadal.

Ha reconocido que siendo director insular de Proyectos, presidente del Comité de Palma y coordinador de la campaña en las distintas barriadas de la ciudad recomendó a algunas personas “para las funciones que necesitaba el Consell” o para su propio partido, pero nunca para las productoras Video U o Ambit Digital, ya que entonces -ha asegurado- desconocía su existencia.

“Quien se encargaba y decidía la contratación era Eugenia”, ha manifestado el ex conseller ante el juez.

El ex conseller de Deportes ha admitido en su declaración que recomendó a seis personas: Jorge Mandado, Carlos Casado, Sebastià Pastor -“un chico para todo”, según Cañellas-, Toni Moragues y Marga Belman, para el Consell; y a Santiago Sánchez, para trabajar en la campaña de UM.

En este sentido, ha apuntado también a Eugenia Cañellas como la persona a la que le habían dicho que se dirigiera para las contrataciones del partido y ha asegurado que cuando él proponía a alguien no miraba que fuesen de UM sino que fuesen “capaces”.

“Hacía tiempo que nadie me sorprendía tanto”, le ha espetado el juez al señalar Cañellas que desconocía los títulos o estudios de esta gente y que no sabía que en el Consell todos los trabajadores tenían que entrar por oposición, según han informado a EFE fuentes jurídicas.

A ello, Cañellas ha respondido que él podía contratar en el Consell a quien considerara mientras no le informaran de lo contrario si bien ha incidido en que él desconocía el tipo de contrato y las características del mismo y que consideraba que todo era regular.

Al término de su declaración, Cañellas, en declaraciones a los medios, minutos antes de abandonar las dependencias judiciales, ha subrayado haber dicho hoy “la verdad” y, por ello, confía en la Justicia y en que todo “vaya bien”.

“Creo que la verdad me beneficia y esta que se me ha presentado hoy es una oportunidad de demostrar que soy inocente y que dentro de UM hay gente que hemos hecho las cosas lo mejor que hemos podido”, ha remarcado el ex conseller. EFE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.