Cuatro detenidos en la “operación Cloaca” y un millon de euros desviados

Cuatro personas han sido detenidas a lo largo de esta mañana en la “operación Cloaca”, en la que se investiga una trama de corrupción destapada en la consellería de Medio Ambiente del Consell de Mallorca, informaron a Efe fuentes de la investigación.

Uno de los detenidos es un ingeniero de la consellería de Medio Ambiente del Consell de Mallorca, que ha presenciado el registro de su despacho en la consellería por parte de los policías del Grupo de Delincuencia Económica encargados de la investigación.

El detenido se ha declarado “totalmente inocente” y permanecerá en dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Baleares, según ha explicado su abogado, Tomeu Oliver.

La operación anticorrupción que ha iniciado hoy la policía nacional, bautizada como “operación Cloaca”, se ha desarrollado con registros en la consellería de Medio Ambiente del Consell de Mallorca, en Palma, y en diferentes empresas adjudicatarias de las localidades mallorquinas de Inca y Manacor.

Al parecer, en este nuevo caso se investiga un supuesto desvío de fondos públicos, emisión de facturas falsas y cobro de comisiones en la gestión de la recogida de los residuos urbanos de Mallorca.

El Consell de Mallorca informó a la fiscalía de que había detectado una sobrefacturación de más de un millón de euros en los servicios de recogida de residuos sólidos urbanos que prestan empresas privadas concesionarias de la administración insular.

Así lo ha asegurado el conseller de Presidencia, Cosme Bonet, a raíz de la puesta en marcha esta mañana de una intervención policial contra una presunta trama corrupta en torno a los servicios de recogida de basuras ordenada por la Fiscalía Anticorrupción, operación en la que han sido detenidas cuatro personas.

Bonet ha indicado al término del pleno ordinario celebrado hoy por el Consell de Mallorca que el actual equipo gestor del área insular de Medio Ambiente, que dirige Marilena Tugores, detectó el pasado verano desfases en las cantidades facturadas por empresas concesionarias de la recogida de basuras.

Por ello, el gobierno insular encargó una auditoría que confirmó que la sobrefacturación ascendía a más de un millón de euros, lo cual se puso en conocimiento de los servicios jurídicos de la institución, que aconsejaron trasladar esta información a la Fiscalía.

El vicepresidente responsable de Cooperación Local, Miquel Rosselló, que al igual que Tugores es representante del Bloc, ha incidido en que las sospechas surgieron cuando el nuevo equipo se hizo cargo de Medio Ambiente después de la expulsión de UM del gobierno del Consell de Mallorca.

Hasta entonces, la titular del departamento responsable de la gestión de los residuos en la isla había sido Catalina Julve, que comenzó a desempeñar esta función en la anterior legislatura.EFE

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.