Federer tiene un inicio demoledor y Davydenko se despide

Roger Federer abrió su defensa del título en el Abierto de Australia el lunes en Melbourne tras aplastar al eslovaco Lukas Lacko 6-1, 6-1, 6-3 en 84 minutos en el Rod Laver Arena.

El No. 2 del mundo logró 37 tiros ganadores y aprovechó siete de las 14 oportunidades de quiebre que se creó, mientras que perdió su saque sólo una vez en el segundo set, para mejorar su marca a 55-7 en Melbourne.

“Creo que jugué excelente”, dijo Federer. “Traté de jugar agresivo desde el inicio para ver qué conseguía. No me funcionó por lo que retrocedí y de ahí intenté ir tomando un poco más de riesgos. Pero fui capaz de mantener la presión, mantenerlo a la defensiva.

“Creo que fue un buen partido. No creo que él jugara tan mal. Vi algo de talento en él por lo que estoy feliz por haber escogido la táctica de presionarlo. Fue grandioso el que funcionara. Pero en el final obviamente estoy muy feliz”.

Federer de 29 años intenta ser el primer jugador en la Era Abierta en conseguir cinco trofeos del Abierto de Australia y está es su 45a aparición consecutiva en un torneo Grand Slam, la mayor racha entre los jugadores en actividad. El año pasado ganó en Melbourne (v. Murray) su 16° trofeo “mayor”.

Federer tiene una racha de 11 victorias consecutivas que comenzó con su campaña triunfal en las Finales Barclays ATP World Tour 2010, y sólo ha perdido un set en esa racha, ante Rafa Nadal en la final de Londres. El suizo luego consiguió un arranque ganador en la temporada ATP World Tour 2011 tras levantar su 67a copa con su victoria sobre el campeón defensor Nikolay Davydenko en la final de Doha.

Davydenko, jugador No. 23, no tuvo misma suerte en primera ronda ya que sucumbió ante el alemán Florian Mayer 3-6, 6-4, 7-6(4), 6-4. El ex No. 3 del mundo, Davydenko, había llegado a cuartos de final en el Abierto de Australia en cuatro de los últimos cinco años, perdiendo en la edición pasada ante Federer. Fue su derrota más temprana en Melbourne desde 2003.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.