El Gobierno impulsará un programa de fomento del trabajo a tiempo parcial para jóvenes y parados de larga duración

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha afirmado hoy, con motivo de la celebración de la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales, que la reforma de las políticas activas de empleo, que ha elaborado el Gobierno, “es la más profunda y ambiciosa de los últimos 20 años”. Gómez ha recordado que para el Ejecutivo “el empleo es su objetivo fundamental”.

El ministro ha manifestado que la reforma de las políticas activas de empleo “no sólo se plantea para responder al reto del corto plazo, sino que también responde a los grandes objetivos del futuro”. Ha remarcado que esta reforma establece “derechos para los desempleados que hasta ahora no existían”. “Sitúan a la persona en paro en el centro de las políticas activas de empleo”, ha añadido.

Los Servicios Públicos de Empleo tendrán la obligación de realizar con los desempleados itinerarios personales e individualizados para proporcionarles orientación, formación y reinserción profesional.

El titular de Trabajo ha insistido en que España tiene un sistema de protección por desempleo bueno que “en tiempos de crisis está asegurando la protección económica al 75% de los desempleados”, pero ha hecho hincapié en que es preciso mejorar las políticas de ayuda para encontrar un puesto de trabajo con medidas que contribuyan a su preparación profesional, aspecto éste en el que trabajarán intensamente los 3.000 promotores de empleo con que se van a reforzar los Servicios Públicos.

Plan de choque

Valeriano Gómez también ha adelantado las principales líneas del Plan de Choque. Ha resaltado que se trata de un proyecto que “es mucho más y mejor que el PRODI (ayuda de los 426 euros)”.

El ministro ha señalado que el Plan pretende dar “un empujón al empleo” por medio de un programa de fomento del trabajo a tiempo parcial para jóvenes y parados de larga duración.

Incluye asimismo un programa de recualificación para parados que hayan agotado su protección por desempleo y carezcan de recursos económicos, que contará, en determinados casos, con ayudas de 350 euros durante un período máximo de 6 meses.

También se llevará a cabo la reordenación de los recursos de políticas activas de empleo dirigidas a los ocupados, para incrementar la participación en ellas de personas desempleadas.

Finalmente, el Plan de Choque impulsará las acciones de orientación-formación, mediante itinerarios individuales para los colectivos más afectados por el paro como son los jóvenes sin cualificación y los mayores de 45 años. Igualmente las acciones de orientación-formación tendrán entre sus prioridades a los trabajadores procedentes del sector de la construcción para encaminarlos hacia sectores que demuestren mayor potencial para crear empleo, además de incidir en el desarrollo de prácticas no laborales para los jóvenes y de los contratos de formación que ya marca la reforma del mercado de trabajo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.