Obama pide la unión del país en defensa de la prosperidad de EE.UU.

Este martes el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pronunció su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso. El principal mensaje del líder estadounidense consistió en pedir la unión de la nación y la colaboración de demócratas y republicanos para asegurar la prosperidad en el futuro.

En su discurso, Obama evitó extenderse sobre algunos temas polémicos como la retirada de las tropas de Afganistán o la reforma sanitaria. Por el contrario, se decicó más bien a trazar la dirección general de su política y del desarrollo de Estados Unidos en el siglo XXI.

Entre las áreas de prioridad, Obama colocó la innovación y la educación, la reducción de gastos y la creación de empleo.

Uno de los objetivos del mandatario estadounidense es mantener el liderazgo mundial en la innovación y hacer frente a las potencias emergentes como India y China. Con respecto a este asunto, Obama recordó la carrera espacial entre la URSS y EE. UU. y subrayó la importancia de las inversiones en educación y altas tecnologías, lo que a su vez dará un impulso al aumento del empleo.

Sin embargo, bajo la presión de la oposición republicana, el presidente reconoció también la necesidad de reducir los gastos públicos, lo que incluye el plan de recorte del presupuesto militar, aunque dedicó pocas palabras al tema de los conflictos militares en los que está involucrado EE. UU. en general y de la posible retirada de las tropas de Afganistán en paticular.

El candente tema de la reforma migratoria, que no termina de ser aprobada, también se mencionó, aunque brevemente, por el jefe de Estado, que propuso poner fin a la expulsión de “jóvenes talentosos y responsables que podrían dedicarse a las investigaciones o los negocios y aumentar así la riqueza de la nación”.

Un momento emotivo del discurso fue el comentario sobre la matanza de Tucson (Arizona), en la que un joven asesinó a 6 personas e hirió a otras 14 en el intento de matar a una congresista demócrata. “Tucson nos recordó que no importa quiénes somos ni de dónde venimos: todos somos parte de algo más grande”, anunció Barack Obama, que, no obstante, no propuso cambios en la legislación sobre el uso de armas.

Desde el comienzo de su presidencia este ha sido el segundo discurso ante el Congreso, que esta vez está muy dividido, tras la derrota de los demócratas en las elecciones a la Cámara baja el pasado noviembre. Los resultados de esos comicios demuestran que ahora los dos partidos políticos deberían compartir la responsabilidad. “Está en juego no sólo quién gana la próxima elección, sino si los nuevos empleos y las industrias echan raíces en nuestro país o en otra parte”, dijo Obama.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.